Connect with us

Deportes

Rafael Nadal eliminado en octavos por Muller

Publicado hace

día

Si Rafael Nadal ya es parte de la historia de este deporte no es solo por sus triunfos, no solo por sus títulos. Si Nadal es historia del tenis es por partidos como el de ayer: de sufrimiento, de trabajo, de valentía, de superación, de no desfallecer hasta ofrecer el último aliento. Aun en la derrota. Nadal volvió a protagonizar una de esas hazañas que han hecho más grande su figura. Por convertir en pasión un simple partido de tenis. Por encima de números, derechas y reveses, Nadal es tesón, esfuerzo, una cabeza privilegiada que se alimenta de retos y que ilusiona y recibe admiración. Aunque pierda.

Tenía Rafael Nadal un tenista enfrente que quería sus piernas. Porque él, Gilles Muller tiene el potencial para mover a su rival de lado a lado. Es la batalla que se propusieron ambos desde el inicio: poderosos saques, voleas contundentes y potentes disparos el luxemburgués, tenis más constante y efectivo el español. Y en esa guerra con dos juegos tan distintos, la batalla se dirimió en el quinto set, sobre el alambre siempre el balear, obligado a un esfuerzo máximo para recuperar los puntos perdidos, para levantar las opciones de peligro. No pudo con todas, pero en su camino es donde halla Nadal su grandeza.

Se encontró con una bola de break en el sexto juego, en un partido en el que, al menos el primer set, no le funcionó demasiado bien el primer servicio. Temblores porque Muller hacía daño, construyó muy bien las jugadas y sentenciaba desde la volea o desde la velocidad y la profundidad de sus golpes. Un break a su favor en el séptimo juego fue definitivo para la suerte del set, lo que obligaba a Nadal a algo a lo que no estaba acostumbrado, pues coleccionaba partidos sin un set en contra desde Roland Garros. Muller le frenó la cuenta en 28. Pero no fue un mal set del español, que no cometió ningún error no forzado en los 44 minutos de juego.

Se intentaba animar Nadal con cada punto, tan embarrado y sin continuidad el partido que necesitaba un aliciente dentro de sí mismo para recuperar el camino de la victoria. Se lo puso difícil Muller, con un juego estudiado desde el saque: abierto a la izquierda, a la T a la derecha, al cuerpo como tercera opción. Y a Nadal le costó leerlo. Se refugió en sus propios saques, con más consistencia en el segundo parcial, para no volver a perder terreno, pero tampoco encontró errores en Muller, concentrado en su papel y consciente de que a Nadal no muchos del ranking le han sabido encontrar las heridas para robarle un set. Lejos de dejarse llevar por la euforia, el luxemburgués continuó atizando con sus saques, aprovechando al máximo sus 192 centímetros de altura: una barrera infranqueable cuando subía a la red, y un martillo inexpugnable con el servicio.

No obstante, Nadal continuó con su impecable cuenta de resultados: tres errores no forzados con su derecha; en busca de su oportunidad. Como no podía ser de otra manera, la única oportunidad en el segundo set llegó con trabajo, y después de un punto de puro talento Nadal: defensa, ataque, carrera y un contraataque que limó la línea por fuera y que el ojo de halcón confirmó que era buena. Dos respiros para intentar encontrar la senda, pero que no tuvieron recompensa al otro lado. Muller, con dos buenos saques, invalidaron la efímera alegría. Había que seguir remando contra una corriente que, lejos de amainarse, parecía encontrar impulso en cada golpe.

En la pista y en la moral, porque Muller sí halló premio después en el saque del balear. Contrariado, con gestos y ceños fruncidos, Nadal chocó sus opciones de levantar el peligro contra la red. Y se puso a disposición del luxemburgués y su potente servicio, en la última oportunidad para no dejarse también el segundo set. Fue en vano. El 26 del mundo, a pesar de jugar con segundo servicio, siguió ahondando en la herida del balear, sin piernas para llegar a una derecha profundísima, confirmando que la victoria iba a tener que trabajarse todavía un poco más.

Igualar el partido

Pero a trabajo, a Nadal pocos le ganan. En el cuarto juego, el balear saltó de alegría, de euforia, de rabia. Por fin una opción de break aprovechada. Por fin algo de alivio, de distancia en el marcador, de buenas sensaciones. Por fin un break arriba y confianza para volver a ser Nadal, el que desequilibra las mentes de los rivales y alimenta con ellos sus propios golpes. Por fin el Nadal de los ganadores y no solo el de no cometer errores. Confirmó la rotura y se encaminó hacia la remontada. Pocas cabezas como la suya para acometer empresas del tamaño de dos sets en contra cuando solo lo había conseguido, en Wimbledon, en dos ocasiones: contra Robert Kendrick, en 2006, y contra Mikhail Youzhny, en 2007. Pero este Nadal, que regresa al futuro, también recuperó esa capacidad de cuando no era ni la mitad de lo que es hoy.

Ese aliento en forma de break también pareció darle alas, ritmo, continuidad y potencia. Se le despejó de golpe el ceño y comenzó a enlazar golpes que solo él posee y entiende. Y así, también empezó a empequeñecer los 192 centímetros de su rival, algo más agazapado con su servicio, menos consistente con su primero, y menos efectivo desde el fondo. El efecto Nadal.

Impulsado sobre el ánimo, también el primer servicio de Nadal fue cada vez mejor, cada vez más saques directos. Más peligroso al resto. Justo al revés que Muller, perdido en el vendaval que le llegaba desde el otro lado de la pista. Despejado de los fantasmas, incluso de una leve torcedura en el pie derecho, el balear puso rumbo al cuarto set con una rotura en la cuarta opción que tuvo del quinto juego. Se confirmaba el crecimiento del número 2 del mundo sobre las energías cada vez más justas del luxemburgués. Muller quería las piernas de Nadal. Sabía bien lo que quería. Le faltaron a él cuando el balear puso la directa hacia la manga definitiva, hacia la remontada definitiva. Más seguro en todo, quiso acortar los tiempos para llegar a la conclusión: saques y voleas, alguna subida a la red, golpes que ahora sí, encontraban premio y ninguna respuesta al otro lado.

Sin embargo, el 26 del mundo no estaba dispuesto a perder una oportunidad que se antojaba única, con uno de los mejores Nadal de los últimos tiempos en Wimbledon. Continuó aguantando el vendaval en el que se había convertido el balear, pendiente de sus servicios y de esperar su oportunidad. Quizá ni él la esperaba. Y mucho menos el de Manacor, cuando este pegó dos patinazos que se convirtieron en dos bolas de partido para el luxemburgués. Nadal cerró dos puños a conciencia, en el filo del alambre hasta el final, y volvió a llevar el partido al empate. El saque, con el que había trastabillado un poco en el set, volvió a ser lo que lo impulsó hacia el empate a cinco. El partido continuaba, Nadal también, alimentándose de la ambición propia, 26 saques directos, récord en un partido en su carrera, y la desesperación ajena, 30 de Muller.

Un agónico quinto set

Pero no imprimió el acelerón que requería para hundir definitivamente a Muller, un superviviente empecinado en dar la campanada y terminar con las mil vidas de su rival. Una y otra vez sacó de donde ni sabía que tenía una energía extra para mantener bien alto su saque, imposible para que Nadal hiciera daño al resto. Al contrario, sí halló la fórmula para atenazar al balear, que levantó otras dos bolas de partido cuando ya el set pasaba del tie break y se marchaba, como el día, a la agonía definitiva.

Sin perder ni hambre ni centímetros en pista, ninguno de los dos cedía tampoco en el marcador, envalentonado uno con sus «vamos», apretando mandíbula el otro de tan cerca, y tan lejos, que veía la victoria. Nadal convirtió en energía las opciones de peligro que levantaba, lo que bajaba la moral del luxemburgués un ápice, pero solo al resto. Muy sólido todavía con su saque, sin desviarse de su estrategia por mucho que las oportunidades fueran pasando por su lado sin atrapar ninguna.

Pero Nadal llevaba mucho tiempo jugando en el alambre, con 0-30 en sus servicios cuando ya las fuerzas, a pesar de ser Nadal, comenzaban a escurrirse, con una hora y 31 minutos después del primer match point, con 13-14, concedió otras dos bolas. Y no pudo ni con la primera. Impertérrito, Muller vio cómo la derecha de Nadal se iba fuera, y fue unos segundos después cuando se dio cuenta de su hazaña, de su bravuconada, de su victoria ante Nadal. (LAURA MARTA/elpais.es).

Que opinas?

Comentarios

Periodista, RRPP y bloguero. Ex Presidente Acroarte. Productor radial. Editor El Nacional

Deportes

Sale llega a 300 ponches; Medias Rojas barren a Orioles

Publicado hace

día

El abridor Chris Sale, de los Medias Rojas de Boston, hace un pitcheo a los Orioles de Baltimore en la primera entrada del encuentro realizado este miércoles.

BALTIMORE. AP. Chris Sale lució en su mejor forma hasta su último lanzamiento, en otra victoria significativa para los Medias Rojas.

Sale repartió 13 ponches para convertirse en el primer pitcher de la Liga Americana en 18 años que llega a la marca de 300 abanicados, y Boston aplastó el miércoles 9-0 a los Orioles de Baltimore. Más tarde, la derrota de los Angelinos de Los Ángeles por 6-5 ante los Indios de Cleveland le aseguró a Boston el pase a la postemporada por segundo año consecutivo.

Sale (17-7) alcanzó el hito en su último pitcheo, un tercer strike cantado ante Ryan Flaherty, para poner fin al octavo inning. El lanzador anterior de la Americana que había abanicado a 300 bateadores en una campaña fue el dominicano Pedro Martínez en 1999, cuando estableció un récord del club con 313.

Fue el manager John Farrell quien envió a Sale al montículo para que resolviera la octava entrada y tuviera la oportunidad de llegar a 300 ponches.

Lo curioso es que el zurdo dijo que no tenía idea de que estaba en 299 abanicados cuando inició el inning.

“No, no lo sabía”, comentó. “Salí y ponché al último y todos comenzaron a volverse locos. Sabía que estaba cerca, pero no a uno solo”.

Mookie Betts y Deven Marrero pegaron sendos vuelacercas por los Medias Rojas, que tras la derrota de los Angelinos tiene garantizada al menos una plaza de wild card en la Liga Americana.

Desde luego, los Medias Rojas preferirían ser campeones de la División Este. Tienen ahí una ventaja de tres juegos sobre los Yanquis de Nueva York, cuando restan 10 compromisos en la campaña regular.

Luego de ganar dos encuentros de 11 innings en forma consecutiva ante los alicaídos Orioles, Boston tomó esta vez una ventaja de 6-0 en la quinta entrada. Navegó así tranquilo hacia su undécimo triunfo en 14 partidos.

Betts y Marrero pegaron cuadrangulares de dos carreras en la cuarta entrada frente a Wade Miley (8-14). El dominicano Hanley Ramírez agregó un doblete de dos carreras en el quinto episodio.

Por los Medias Rojas, el dominicano Ramírez de 5-3 con una anotada y tres impulsadas. El venezolano Sandy León de 3-1.

Por los Orioles, el venezolano Anthony Santander de 1-1. El dominicano Welington Castillo de 3-0.

Que opinas?

Comentarios

Seguir leyendo

Deportes

Rosario pega dos vuelacercas; Colomé mantiene liderazgo; título de los Astros

Publicado hace

día

Houston. EE.UU. EFE. El puertorriqueño Eddie Rosario fue el encargado de llevar el poder de los bates latinoamericanos y lo hizo bien al conectar par de cuadrangulares en la jornada de las Grandes Ligas, que lo dejaron como el más destacado.

El poder de Rosario permitió a los Mellizos de Minnesota ganar por paliza de 13-7 a los Azulejos de Toronto.

Rosario (26) pegó batazo de cuatro esquinas en el segundo episodio al castigar los lanzamientos del abridor Joe Biagini, solitario.

En la quinta entrada castigó al relevo Chris Rowley con otro bambinazo de vuelta completa, solitario.

El cerrador dominicano Alex Colomé se acreditó rescate en el triunfo de los Rays de Tampa Bay por 3-2 sobre los Medias Rojas de Boston y se afianza líder en salvamentos en las Grandes Ligas.

Colomé (45) lanzó el noveno episodio, permitió imparable y se acreditó el rescate, que lo consolida como el líder de las mayores en esa faceta del juego.

El cerrador dominicano sigue al frente de las Grandes Ligas en el apartado de rescates, teniendo como rival más directo a Greg Holland, de los Rockies de Colorado, con 40 salvamentos.

Mientras que en la Liga Americana su más cercano seguidor es el mexicano Roberto Osuna, de los Azulejos, que tiene 36.

En el sexto episodio el receptor venezolano Jesús Sucre (6) pegó jonrón, solitario, cuando había dos outs en la entrada.

El bateador designado dominicano Edwin Encarnación mandó la pelota a la calle en la victoria de los Indios de Cleveland por 3-2 sobre los Reales de Kansas City.

Encarnación (36) pegó de vuelta entera en el cuarto episodio contra el trabajo del abridor Danny Duffy, con un corredor en los senderos.

El segunda base venezolano Marwin González pegó cuadrangular y los Astros de Houston se apoderaron de la División Oeste de la Liga Americana Oeste al vencer 7-1 a los Marineros de Seattle.

González (22) mandó la pelota a la calle en la quinta, contra el relevo James Pazos, con un corredor en el camino y dos outs.

El paracorto puertorriqueño Carlos Correa (21) también conectó de vuelta entera en la séptima, con un corredor y un out.

El puertorriqueño Carlos Correa y George Springer también botaron la pelota fuera del parque por los Astros, que ganaron su primer cetro de división desde 2001 y el séptimo en su historia.

Mientras que el relevo venezolano Yangervis Solarte pegó de vuelta entera y los Padres de San Diego vencieron 4-3 a los Rockies, que luchan por un comodín de la Liga Nacional.

Solarte (17) hizo sonar el tolete en el sexto contra el relevo Chris Rusin, sin compañeros en el camino, con dos outs.

El abridor mexicano Miguel González se hizo del triunfo de los Vigilantes de Texas por 4-2 sobre los Angelinos de Los Ángeles.

González (8-11) lanzó cinco entradas, permitió dos hits, carrera, dio cinco bases y ponchó a dos para ganar

El mexicano enfrentó a 21 bateadores con 87 lanzamientos, 50 perfectos, y dejó en 4,75 su efectividad.

El abridor dominicano Ubaldo Jiménez ponchó a 10 bateadores en cinco episodios y se acreditó el triunfo de los Orioles de Baltimore por 6-4 sobre los Yanquis de Nueva York.

Jiménez (6-10) les cortó a los Yanquis la racha de cuatro victorias, en cinco episodios, permitió tres hits, jonrón y carrera, dio una base y ponchó a 10.

El dominicano enfrentó a 19 bateadores con 100 envíos, 54 de strike y puso en 6.57 su efectividad.

El primera base venezolano Pablo Sandoval pegó jonrón y remolcó tres carreras en el triunfo de los Gigantes de San Francisco por 7-2 sobre los Diamondbacks de Arizona.

Sandoval (3) mandó la pelota fuera del campo en el sexto contra el relevo mexicano Jorge de la Rosa, sin corredores en el camino, si outs en la entrada.

Para Sandoval fue su tercer jonrón en 37 juegos desde que regresó a los Gigantes en el mes de julio, pero sin que el equipo haya podido clasificar a la fase final.

El venezolano ha estado bateando para promedio de .185 desde que fue adquirido por la novena de San Francisco.

Que opinas?

Comentarios

Seguir leyendo

Deportes

Anuncian torneo de golf PQ 2017

Publicado hace

día

Andrés Marranzini, Miguel Roig, Antonio Cáceres, Juan Francisco Mayol.

Santo Domingo. La Directiva de la Asociación Palos Quitao anunció durante un encuentro con sus miembros, en el restaurante La Cassina, la celebración del Torneo PQ que se llevará a cabo el sábado 4 de noviembre en Casa de Campo, La Romana, con el objetivo de recaudar fondos para varias fundaciones necesitadas de nuestro país.

Este torneo se jugará como siempre en el exclusivo campo de golf de La Romana Country Club y es considerado un torneo propio de este club (house tournament).

En la versión pasada se llegó a recaudar la suma de 1 millón de pesos, que fue donado a cuatro fundaciones; Pediátrica por un Mañana, Cáncer Infantil, Matrimonio Feliz y Heartcare.

Para esta nueva versión 2017 se espera recaudar más de 2 millones de pesos que puedan servir de ayuda nueva vez, a causas necesitadas y de importancia para nuestro país, llevando en alto y cumpliendo la misión principal de este evento.

El Torneo PQ (Palos Quitados) que se iniciara en el 1991 es la marca más prestigiosa de torneos de golf en la República Dominicana.

Fue fundado con el objetivo de ayudar a los más necesitados por un grupo de empresarios que tenían como tradición jugar juntos al golf y que se identificaron y sensibilizaron por las muchas causas que necesitan ayuda urgente en la República Dominicana.

En el 2016 se eligió una nueva directiva formada por los hijos de los fundadores y algunos amigos mas. Entre ellos Miguel Roig, Antonio Cáceres Ricart, Francisco Caro, Carlos José Martí, Omar Elías, Domingo Bermúdez, Andrés Marranzini,FerdinandoLamarche, Juan Francisco Mayol, Rodolfo Dietsch, Julio Zeller, Sócrates Cuello y Luis Arturo Carbuccia.

Que opinas?

Comentarios

Seguir leyendo

Banco Central

Publicidad

EDEESTE

Aguacero

Lo + Trending