Espectáculos

Una mirada hacia lo urbano y el caso Shelow Shaq

Así como llegó con su ímpetu, como tromba marina, imparable, así comienza a bajar la incidencia de la música urbana en el negocio.

Que cada día surge un nuevo rostro. Sí. Y seguirán apareciendo.

Es normal. Ocurrió con el merengue, con la bachata, con la salsa y ahora, con la urbana.

Se quedarán quienes, en medio de la vorágine, pensaron con la cabeza, como artistas, con los pies en la tierra.

Se quedarán los que abonaron en tierra fértil, con semillas a futuro.

Se quedarán los que, llevándose de las voces de alarma, se preocuparon por hacer letras, no para la intelectualidad, pero sí para quienes merecen escuchar música que no ofenda su inteligencia.

Se irán diluyendo quienes hicieron música chatarra, ofensiva, desechable.

Se irán los que se consideraron infalibles, los que se pensaron por encima del bien y del mal.

Se irán los que sembraron entre espinos, y ahora pasan por el proceso de ver ahogadas sus propuestas. Es un proceso cíclico, inevitable. Un proceso que se está encargando de separar a los hombres de los niños.

Un ejemplo deprimente

Conocí en persona al intérprete Shelow Shaq en la sala Carlos Piantini del Teatro Nacional Eduardo Brito, en los ensayos de premios Soberano 2015, nuestra segunda entrega como presiente de la Asociación de Cronistas de Arte (Acroarte).

Este joven se nos acercó mientras analizábamos con René Brea el libreto de la premiación, para agradecer su presencia en un segmento musical y asegurar que haría todo lo que estuviera a su alcance para subir al importante escenario, ya no formando parte del grupo de urbanos que protagonizó ese año el musical ”Capea el Soberano”.

De él siempre dije que se quedaría en el negocio por las condiciones exhibidas en el escenario, su comportamiento sin ínfulas de estrella y la sinceridad de sus palabras. Los meses pasaron, Shelow Shaq mejoró sus letras y tuvo un gran año.

Pero…

El pasado sábado recibí un vídeo de una actividad infantil, de la cual aún no logramos saber dónde se llevó a cabo ni el nombre de los organizadores, aunque continuamos investigando.

Un DJ colocó un tema urbano frente a más de 80 niños. El Dj bajaba el volumen en el momento del coro para que los niños cantaran a una sola voz el estribillo que reza: “Tu maldita madre”.

En el vídeo se ve a los infantes, a un solo coro, repetir esta expresión, mientras los adultos presentes se ríen y celebran esta gran “enseñanza”. Resulta que ese es el título del tema en cuestión, interpretado nada más y nada menos que por Shelow Shaq.

Está dedicado a Lápiz Conciente, con quien mantiene una “tiraera” desde hace tiempo. Ahora es entendible la afirmación de Shelow Shaq de que sus hijos tienen prohibido escuchar música urbana. (Testigo/José Antonio Aybar F.).

Que opinas?

Comentarios

Click to comment
To Top