Santo Domingo. José Enrique Pintor, como cineasta, no teme salir de los esquemas de seguridad industriales del cine, quehacer que garantiza buenos números en taquilla. Hay artistas que para los cuales la contabilidad y los dividendos no lo son todo.

Pinky ha hecho drama (La cárcel de La Victoria), comedia (SankyPanky y secuelas, Santi Cló, la vaina de la Navidad), melodrama (Mañana no te olvides), comedia social (No hay más remedio).

Con “Hay un país en el mundo”, que se estrena el jueves 14 de diciembre probablemente el trabajo fílmico de mejor exaltación del ser nacional dominicano, alcanza uno de sus picos más altos, artísticamente hablando-

El proyecto era desafiante y abarcador y tomó cerca de tres años de labor de investigación, coordinaciones pre-producción hasta que finalmente se terminó, con la ventaja de ser un producto técnicamente impecable.

Y lo hace por medio de expositores de primer nivel y descritos por el pueblo mismo, la parte más graciosa e inolvidable. Incluso hay aspectos que se quedaron fuera, porque en cine el tiempo de un proyecto impone limitaciones, y “Hay un país en el mundo” agota el tiempo máximo permitido.

Salvador Pérez Martínez, Steven Puig, gerente general del BHD León; la niña Nicole Cuesta, José Enrique Pintor, director del documental; Josefina Navarro, vicepresidenta de Comunicación Corporativa y Responsabilidad Social del Banco, Luis Molina Achécar, presidente; Freddy Ginebra y Manny Cruz.

Ningún otro trabajo documental anterior, y mire que hay muchos de gran calidad (Juan Basanta y Máximo José Rodríguez son los nombres más resaltantes con documentales inolvidables) había abarcado tanto.

Este tiene un objetivo claro y se lanza a lograrlo: exponer lo positivo de una nación que ha procurado lograr el mejor de los destinos. No niega ni se ocupa de las muchas lacras y miserias que tenemos como pueblo.

Al parecer, Pinky Pintor entendió que tenemos demasiada gente que nos recuerda y nos resalta cada día esos aspectos deficitarios, esas tareas pendientes con la historia y la sociedad.

El documental define claro y firme el orgullo, la capacidad de trabajo, la creatividad y la belleza del ser y sentirse parte de una tierra única en el mundo (como de seguro cada país siente el propio.

El resultado es un recorrido alegre, vivaz, con notable buena narrativa visual, con una fotografía de lujo y un marco de sonidos (tanto en su impecable banda sonora, en sus arreglos, en la interpretación de sus cantantes).

Musicalmente, resalta la producción de los musicales, al alternar figuras de distintas generaciones haciendo temas cruciales en arreglos nuevos.

El estribillo del final de cada pieza pudo, así como la extensión de las canciones, haberse acortado para darle más agilidad al trabajo.

Los talentos artísticos son: Milly Quezada, Sexapeal, Joseíto Mateo, José Virgilio Peña Suazo, Kinito Méndez, Michel, Fefita La Grande, Marijó, La Materialista, Vickiana, Anthony Ríos, Mark B, Krisspy, Pochy Familia, WasonBrazobán, Diomary La Mala, Niní Cáffaro, Rafael Solano y Roldán. Los arreglos son de Antonio González. Hay actuaciones especiales de Manny Cruz, Salvador Pérez Martínez y Nicole Cuesta González.

Testimoniales:

Roberto Cassá, Mu-Kien Adriana Sang, Manuel García Arévalo en (Historia); Dagoberto Tejeda, Xiomarita Pérez en (Folklore); José Del Monte (Arquitectura); Huchi Lora, Luis Ovalles, José Antonio Molina, Rafael Solano (Música), José Alcántara y José Rafael Lantigua (Literatura), Eladio Fernández (Fotografía) y Freddy Ginebra (cultura).

Ficha Técnica:

Título: “Hay un país en el mundo”
Año: 2017
Duración: 90 minutos
Género: Documental/Musical/Cultural
Producción: Producciones Amaru
Dirección y Guión: José Enrique Pintor
Fotografía: Alías Acosta
Auspicio único: Banco BHD León
Asistencia de producción: Shandy Cuesta,
Asistencia de dirección: Patricia Ramírez (Pachy),
Producción de línea: Miguel Campusano
Dirección de arte: Ruth Matos.
Equipo de apoyo en fotografía: José Luis Alcántara, Julián Roa y EliasNariosky

Sus temas

“Hay un país en el mundo” es el documental que con mayor detalle y precisión recorre el ser nacional y sus expresiones: la historia, la arquitectura, la música, la literatura, la artesanía, el turismo, la música, el folklor, los juegos infantiles, la biodidiversidad, la fotografía, la religiosidad y la medicina natural y popular, las artes plásticas, el deporte la gastronomía. (José Rafael Sosa/El Nacional).

Que opinas?

Comentarios