SANTO DOMINGO.- Infinidad de comedias de dramaturgos de todo el mundo han tratado de las más diversas formas, la competencia de poder de género en la vida cotidiana, pero pocas veces su planteamiento final es tan propositivo como en Tú en tu casa y yo en la mía.

El montaje, que inició anoche sus funciones en Sala Ravelo del Teatro Nacional, cuenta con la gracia suspicaz y el valiente sarcasmo que denuncia el rechazo masculino a realizar las tareas domésticas y vivir la condición de pareja compartiendo en igualdad la responsabilidad que comporta tener un hogar en el cual ya hay hijos.

Burlarse del hombre y exponer el pequeño y enorme drama que vive una mujer con un marido indiferente al hogar, es un logro de la dramaturga española Stella Manaut, es uno de los éxitos del trabajo.

Los hombres y mujeres se sienten reflejados o denunciados con lo que ven en escena y que toma tema y cuerpo con las actuaciones de José Roberto Díaz (Manolo) y Luz García (Carmen), en los varones por su falta de orden, la descuidada higiene y la absoluta irresponsabilidad respecto del cuidado y educación de los hijos.

La pareja teatral enfrentó con resolución la caracterización de Manuel y Carmen y cursa con gracia y soltura, a pesar del síndrome del estreno, de cuando es la primera vez que se exhibe un montaje, y que normalmente desaparece en las representaciones sub-siguientes. La experiencia teatral vuelve a ser de risa y reflexión, ofrece una solución ejemplar y positiva.

Tú en tu casa y yo en la mía es una novedosa forma de presentar y criticar el enfrentamiento que se y drama permanentes: la indiferencia e irresponsabilidad masculina de cada a las obligaciones cotidianas del hogar.

Actuaciones

José Roberto Díaz deja sentir que para él ningún género teatral es menor o superior que otro. Todos suponen un desafío profesional al encarnar un personaje determinado.

Ahora lo hace, aceptando ser ese marido tan abundante e irresponsable respecto de las tareas del hogar.

Luz García, figura que proviene de la televisión y que ha incursionado en otras obras teatrales en “Prefiero un marido infiel”, “El búho y la gatita”, “Mujeres en cuatro posiciones” y “Orgasmos”, se luce más allá de sus encantos personales, representando con fidelidad la mujer harta de la irresponsabilidad masculina.

Radhamés Jiménez, el tercer personaje circunstancial de la obra, nos pareció frío, fuera de ritmo. Debe revisar sus premisas actorales para dar brillo en los minutos en que aparece como presuroso pretendiente de Carmen.

Muchos de los asistentes se sintieron reflejados en uno u otro personaje.

Primerizos

José Antonio Aybar y Miguelina Terrero como productores teatrales de esta comedia dramático/social, original de la dramaturga española Stella Manaut, que pertenece al género de la comedia dramática, inician una trayectoria que les cambia la perspectiva frente el quehacer teatral en el país, al pasar de ser espectadores y difusores, a constructores de proyectos para que el público disfrute.

La autora

Stella Manaut, actriz y dramaturga de cine, televisión y cine, tiene su página: http://www.stellamanaut.com

Que opinas?

Comentarios