Santo Domingo. Lo que parecía ser sólo un concierto multitudinario en el Palacio de los Deportes, con el atractivo de Mozart La Para, Ilegales y Prince Royce, fue un éxito de la forma en que ha calado en la comunidad la aspiración de trato social justo e inclusión laboral de quienes presentan condiciones especiales.

El concierto, que casi llenó todas las localidades del Palacio de los Deportes con personalidades y fans de esta música urbana y popular, fue el primer acto de convocatoria pública de la Fundación Quiéreme como Soy, cuyos ejecutivos se declararon conformes con la respuesta del público y la solidaridad de los intérpretes que aportaron sus talentos por esta causa.

El estruendo del público en el Palacio de los Deportes, respaldando las actuaciones de sus ídolos, se podía escucharse a la distancia.

El concierto y las otras actividades de la Fundación QCS, corresponden a lograr el cambio cultural en la mente de la población sobre la participación de este colectivo, condicionado en sus desempeños por el Síndrome de Down, parálisis cerebral, bajo índice intelectivo y otras condiciones, de modo que sean aceptados y desarrollados en todas sus posibilidades.

El origen

“Quiéreme como soy” nació con la participación de Oscar Villanueva Valiente en los II Juegos Latinoamericanos de Olimpiadas Especiales de febrero del año 2010 en Puerto Rico.

Durante ese evento Oscar Villanueva Sued, padre de Luis Oscar, tuvo la oportunidad de compartir durante nueve días con la Delegación Dominicana de Olimpiadas Especiales, dándose cuenta de las necesidades de estos atletas por la falta del apoyo necesario, lo cual lo llevó a cuestionarse cuál sería el futuro de los jóvenes especiales, incluyendo a su hijo, si éstos no crecían y se desarrollaban en una sociedad inclusiva.

En julio de 2010, con apoyo del programa social de Ford Motor Company, Global Week of Caring, se crea el capítulo dominicano de Olimpiadas Especiales y la Asociación Dominicana de Síndrome de Down (ADOSID).

La primera actividad dejó sentir el vínculo con el deporte: fue un juego de baloncesto el domingo 14 de noviembre de 2010, llevando un fresco y hermoso mensaje de inclusión social, entre jugadores del equipo nacional dominicano de Olimpiadas Especiales de Baloncesto. Medio centenar de artistas, comunicadores, comediantes, atletas y celebridades, se integraron de buena voluntad y así tomó cuerpo la Fundación Quiéreme como soy.

El haber tenido una experiencia familiar cercana con estas condiciones, así como ha pasado con otros grandes proyectos – como el del Centro de Rehabilitación, nacido por el polio que sufrió Celso Marranzini, hijo Mary de Marranzini, o como el caso de Hogares Crea Dominicano, que toman cuerpo gracias a que un padre, Leopoldo Díaz, afectado por la adicción de uno de sus hijos fue fundamental para emprender un esfuerzo que sirviera a todas las familias que pasaban por lo mismo.

La Fundación “Quiéreme como soy” tiene, dice Oscar Villanueva Sued, una labor social con la que se anotó su primer éxito.

Empresas inclusivas

Han respaldado la propuesta de inclusión laboral de este público con discapacidades variadas, las empresas MercaSID, Centro Cuesta Nacional, Banco BHD, Viamar, Hotel Holiday Inn, Grupo Celso Pérez, BB Braun y el Bufette Góme z& Gratereaux.

Por otra parte, Oscar Villanueva informó por medio de la agencia TIMM, que en octubre se tiene programada la segunda gran actividad pública, ahora con el tema deportivo. (José Rafael Sosa/El Nacional).

Que opinas?

Comentarios