Two men pose with smartphones in front of a screen showing the Telegram logo in this picture illustration taken in Zenica, Bosnia and Herzegovina November 18, 2015. The mobile messaging service Telegram, created by the exiled founder of Russia's most popular social network site, has emerged as an important new promotional and recruitment platform for Islamic State. The service, set up two years ago, has caught on in many corners of the globe as an ultra-secure way to quickly upload and share videos, texts and voice messages. It counts 60 million active users around the world. Picture taken November 18. REUTERS/Dado Ruvic

MOSCÚ. AP. Una corte rusa ordenó el viernes el bloqueo de Telegram, una popular aplicación de mensajería que no atendió a la petición de las autoridades para compartir datos cifrados.

El tribunal falló en favor del organismo encargado de supervisar las comunicaciones en el país, la Agencia de Comunicaciones, que pidió que se cortase el acceso a Telegram hasta que entregue las claves de cifrado.

El veto se produce luego de meses de disputas entre Telegram y las autoridades rusas, que insisten en que necesitan acceder a las claves de cifrado para investigar delitos graves como ataques terroristas.

Telegram es probablemente el primer medio de comunicación popular vetado oficialmente en el país.

Telegram, una popular aplicación desarrollada por el empresario ruso Pavel Durov, alegó que el servicio de inteligencia ruso, o FSB, está violando los derechos de los consumidores. Por su parte, las autoridades dijeron que el servicio ha sido empleado por extremistas violentos.

Durov había pedido a sus abogados que no asistieran a la vista judicial del viernes porque consideraba el veredicto como un desenlace inevitable del caso.

Pavel Chikov, uno de los letrados de Telegram, dijo en una publicación en su canal de Telegram que la empresa no dará marcha atrás ante los servicios de inteligencia rusos porque la vista, que duró unos 20 minutos, mostró que el caso contra la app tiene una motivación política.

“Es imposible hacer concesiones o aceptar acuerdo alguno en esta situación”, señaló.

Dmitry Peskov, portavoz del presidente Vladimir Putin, cuyo equipo emplea Telegram para convocar conferencias de prensa con los periodistas, dijo el viernes que al Kremlin no le corresponde comentar decisiones judiciales

Que opinas?

Comentarios