Santo Doingo. Agentes de la Dirección General de Migración (DGM) detuvo este sábado a Ana María Rodríguez, activista social y coordinadora de la organización Diáspora Venezolana en República Dominicana.

Al momento de detención, Rodríguez acompañaba a un grupo de cinco venezolanos a pagar los impuestos exigidos por la ley de migración dominicana para regularizar su estancia en el país, en la ciudad fronteriza de Dajabón.

 Sin embargo, la activista y el grupo fueron llevados bajo engaño al Centro de Detención de Haina, famoso por ser el preámbulo a la deportación.

Curiosamente, Rodríguez había realizado su pago de impuestos hace un par de semanas, al ser este el único instrumento disponible para mantener un estatus de regularidad ante el Estado dominicano.

Ana María también participó como vocera de los migrantes venezolanos en las Américas el día viernes 11 de mayo en la audiencia de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

Allí, la activista relató que debido a las trabas burocráticas de las instituciones en Venezuela para expedir documentos de identidad los migrantes no pueden obtener permisos de residencia en República Dominicana por lo que no acceden a un trabajo formal y a servicios de salud adecuados.

Rodríguez aseguró que algunos documentos de identidad que les exigen las autoridades dominicanas deben ser tramitados en Venezuela, donde pueden tardar hasta un año en ser expedidos.

La Diáspora Venezolana en República Dominicana es un espacio de acompañamiento a la población migrante en su proceso de adaptación, reconocimiento y plena integración a la sociedad dominicana, convocando y organizando a la comunidad venezolana en el país. (El Nacional).

Que opinas?

Comentarios