Santo Domingo.  Un reciente fallo del Tribunal Superior Administrativo declaró inadmisible una solicitud de medida cautelar que procura detener la construcción de una torre de 121 apartamentos del proyecto turístico-habitacional Le Parc Beach Front en Juan Dolio, a solo 32 metros de la orilla del mar.

La construcción viola las normativas medioambientales y urbanísticas, por lo que la decisión, según el abogado Patricio Silvestre, experto constitucionalista, constituye un desaliento a la protección de las garantías jurídicas y de inversión de en la comunidad de Juan Dolio, así como al interés nacional de conservación de la franja marítima.

“El Tribunal no conoció el fondo de la acción, pues declaró inadmisible la solicitud de la medida cautelar bajo el alegato de que el acto administrativo recurrido había devenido en inexistente por la emisión de un acto posterior, argumento este que respetamos, pero no compartimos”, indicó Silvestre.

Reveló que el Tribunal Superior Administrativo será apoderado nuevamente a los fines de que en esta ocasión pueda ser conocido el fondo del proceso y sean constatadas las graves y numerosas violaciones de la ley en la que incurre el proyecto turístico-habitacional Le Parc Beach Front en Juan Dolio.

Asegura que de continuar la construcción la edificación violará en alrededor de 75% los límites de densidad poblacional de la zona, establecidos en la resolución 01-2017, y ocuparía un 70% de la parcela, a pesar de que el límite establecido en la ley es el 30%.

Además de que incumple con las normativas sobre linderos, elevación y accesos a la playa.

Permitir la continuación de la construcción sería perjudicial a derechos colectivos como del medioambiente marino y, en consecuencia, el potencial turístico futuro de la zona de Juan Dolio. Además, que afectaría los derechos de inversionistas, negocios residentes y usuarios de la playa de Juan Dolio.

“De continuar la construcción del proyecto bajo los parámetros actuales, algunos de los efectos negativos al medioambiente son erosión y pérdida de playa, contaminación por alteración del paisaje y auditiva por bares, así como modificación del drenaje natural, lo que impactaría el ecosistema y la capacidad de drenaje de la zona, aumentando el riesgo de los desechos sólidos terminen en las aguas de Juan Dolio y entendemos que el tribunal administrativo nos dará la razón cuando conozca oportunamente el fondo del recurso”, Señaló Silvestre.

Lamenta que estás condiciones amenazan con replicar en Juan Dolio la experiencia que se ha tenido en la playa Boca Chica, donde la erosión, la contaminación por aguas residuales y cloacales, así como el incumplimiento de las disposiciones urbanísticas y de desarrollo turístico han afectado irreversiblemente el ecosistema costero.

 

Que opinas?

Comentarios