Santo Domingo. Todavía al mediodía de hoy La Suprema Corte de justicia (SCJ) no había designado el juez de ese tribunal que conocerá la solicitud de apertura a juicio de la Procuraduría General de la República contra los acusados de recibir 92 millones de dólares en sobornos por la constructora brasileña Odebrecht.

Desde ayer circuló el rumor de que el alto tribunal habría decidido que fuera el magistrado Francisco Ortega Polanco, pero eso no pudo ser confirmado en la fuente judicial.

El magistrado que escoja la SCJ será quien decidirá si existen méritos suficientes y razonables para enviar a juicio de fondo a los acusados. De lo contrario tendrá que dictar un auto de no ha lugar en favor de los encartados.

La fase de instrucción fue conocida por Ortega Polanco, en su calidad de juez especial, designado por la SCJ para la ocasión.

En la instancia de solicitud de apertura a juicio figuran como imputados Ángel Rondón Rijo, Andrés Bautista, Víctor Díaz Rúa, Conrado Pittaluga, el senador Tommy Galán, Roberto Rodríguez y Jesús Vásquez Martínez.

El expediente contiene una serie de pruebas con las cuales el Ministerio Público pretende demostrar que los citados imputados forman parte de la red mafiosa de Odebrecht.

Ante el rumor de que Ortega volvería a conocer el caso, abogados expertos en la materia, coincidieron en que sería un desatino y una violación del Código Procesal, en virtud de que éste ya había sido escogido como juez de la instrucción especial del caso.

“A Ortega Polanco le está vedado conocer esta fase del proceso, porque fue el juez de la instrucción especial de dicho caso y como tal fue quien le conoció medidas de coerción a los imputados”, manifestó Manny Sierra.

Tanto la defensa de los imputados como la Procuraduría General de la República dijeron esta mañana que estaban a la espera de que la SCJ le notificará el nombre del magistrado que conocerá la nueva fase del expediente.

El responsable de lanueva fase del proceso deberá recibir las réplicas y solicitudes de peritajes que hagan los imputados para tumbar la acusación presentada contra ellos por la Procuraduría General de la República.

Pleno de la SCJ

Del juez que designe el máximo tribunal del país, dictar autor de apertura a juicio, el caso pasará a ser conocido por el Pleno de la Suprema Corte de Justicia (SCJ), en cuya instancia algunos jueces tendrán que inhibirse por obligación.

Se trata de los magistrados Miriam Germán Brito, Frank Soto, Alejandro Moscoso Segarra, Hiroíto Reyes, Esther Agelán Casasnova.

Dichos magistrados no pueden formar parte de un eventual juicio de fondo, porque anteriormente conocieron los recursos de apelación que interpusieron los imputados contra la resolución que los envió a la cárcel a cumplir diversas medidas de coerción.
Los citados magistrados, en esa ocasión, ordenaron la libertad de seis de los 10 implicados que estaban presos y que habían interpuesto recursos de apelación.

En esa ocasión, dispusieron la libertad de Temístocles Montás, Andrés Bautista, Radhamés Segura, Máximo D’ Oleo, Ruddy González y César Sánchez, y les impuso el pago de garantía económica, impedimento de salida del país y presentación periódica por ante el Ministerio Público, como medida de coerción.

También revocaron la prisión preventiva contra Conrado Pittaluga por la de arresto domiciliario, por un período de 9 meses.

Dispusieron el mantenimiento en prisión de Ángel Rondón y Díaz Rúa. (Silvio Cabrera/El Nacional).

Que opinas?

Comentarios