No es la primera vez que escuchamos que la radiación de los teléfonos móviles pueden afectar a nuestro cerebro en mayor o menor medida, algo que podría acentuarse en los adolescentes que todavía están sufriendo distintos cambios en el cerebro.

Y es que un nuevo estudio señala que la radiación de los teléfonos móviles podría estar dejando a los adolescentes con cierta pérdida de memoria a corto plazo, sobre todo en lo relativo a la interpretación de imágenes y formas.

El experto en radiación suizo Martin Röösli, ha estudiado los hábitos de teléfono móvil de 700 adolescentes entre 12 y 17 años, antes de hacer las distintas pruebas de memoria. Al concluir el estudio, se han encontrado vínculos entre el rendimiento deficiente de la memoria y la exposición a la radiación RG-EMF.

Móviles radiación

Si bien lo que más afecta es estar hablando con el móvil mientras se tiene en la oreja, también afirma que enviar mensajes de texto, jugar a juegos o incluso navegar por Internet puede tener cierto impacto, y que los adolescentes diestros son los más vulnerables a los efectos de la radiación.

Eso sí, el investigador señala que los riesgos potenciales para el cerebro pueden minimizarse usando auriculares o el altavoz mientras se realiza una llamada, en particular cuando la calidad de la red es baja y el teléfono móvil funciona a máxima potencia. Entre los móviles que más radiación desprenden figuran aquellos fabricados en China.

Para el estudio se pidió a los participantes completar un cuestionario para evaluar su uso del teléfono móvil y otros medios, y también para saber su salud psicológica y física. Tras ello tuvieron que someterse a pruebas computarizadas. Finalmente se les pidió que completaran una aplicación de actividad de tiempo en un teléfono móvil mientras llevaban GPS durante tres días. (David Hernández/computerhoy.com).

Que opinas?

Comentarios