NUEVA YORK. AP. Los Mets de Nueva York buscaban una razón para sonreír durante una temporada miserable, aunque esto no era exactamente lo que tenían en mente.

En el juego con la pizarra más abultada en la historia de la franquicia, Daniel Murphy bateó dos jonrones y los Nacionales de Washington no tuvieron piedad de los Mets ni de su relevista de emergencia José Reyes en la paliza del martes por 25-4.

Los Nacionales establecieron la mejor marca del equipo incluyendo la época en que eran los Expos de Montreal desde 1969. Fue la derrota más abultada para los Mets en sus 57 años de historia, incluso peor que el 26-7 que les propinó Filadelfia en 1985.

El dominicano Reyes -un jugador de cuadro de 35 años- se subió al montículo por primera vez en su carrera, y recibió cuadrangulares de Matt Adams y Mark Reynolds en una octava entrada de seis anotaciones. Reyes concedió cinco imparables y regaló dos bases por bolas en 48 lanzamientos.

El ganador fue Roark (5-12), mientras que Steven Matz (5-9) cargó con la derrota.

Reyes dijo que quería lanzar un juego antes de retirarse.
“Cuando estás en la lomita antes de lanzar, es divertido”, declaró. “Pero cuando empiezas a ver a la gente golpeando un jonrón y esas cosas… Yo no quiero ver eso”.

Preguntado sobre si estaría disponible para el juego del miércoles, el dominicano bromeó: “No para lanzar”.

Reyes vistió uno de los guantes del as Jacob deGrom en el montículo. DeGrom fue uno de los muchos jugadores de ambos bandos que se rió entre dientes durante el espectáculo.

El pitcher Tanner Roark conectó un doble de tres carreras durante una primera entrada de siete anotaciones y Trea Turner pegó cuatro de los 26 hits de Washington.

Por los Mets, los dominicanos Amed Rosario de 5-0, José Bautista de 3-0 y Reyes de 1-1. Los venezolanos Wilmer Flores de 1-1 y Luis Guillorme de 1-1.

Por los Nacionales, el dominicano Juan Soto de 7-3, con tres anotadas.

Que opinas?

Comentarios