Madrid. EFE. El último diario inédito de José Saramago, escrito en 1998, año en el que le concedieron el Premio Nobel, y que había permanecido olvidado en el ordenador tras su muerte, se publica ahora y desde hoy está en las librerías en español.

“El cuaderno del año del Nobel”, que narra su vida en 1998, y fruto de un hallazgo fortuito se publicó el pasado día 8 de octubre en Portugal, sale hoy en español, editado por Alfaguara.

Este libro es el último de los diarios personales que el escritor portugués dejó escrito y que se quedó, como escribe el propio autor, “agarrado al disco duro del ordenador”.

En 2001, el propio Saramago en el epílogo de la edición de “Los cuadernos de Lanzarote” había anunciado que pronto vería la luz “un sexto cuaderno” que permanecía oculto en su ordenador y que acogía, según el autor, “las ideas, los hechos y también las emociones con que el año 1998 me benefició y alguna vez me agredió”.

Pero la vida trepidante, llena de viajes y actos, que siguió a la concesión del Nobel, y el hecho de que justo en esa época el escritor cambiara de ordenador, hizo pensar que ese misterioso diario ya no aparecería, según explica la editorial.

Además, Saramago cuando volvió a la escritura después del eco del premio, retomó la novela con “La caverna”, “El hombre duplicado” y “Ensayo sobre la ceguera”.

Pero, el pasado febrero, se halló en el ordenador que un día reemplazó el Nobel, un archivo titulado “Cuaderno 6”, con alrededor de doscientas páginas que, en forma de apuntes sueltos, reflexiones filosóficas, artículos políticos o literarios y en ejemplos de la correspondencia con sus lectores, ofrecen al lector una visión única de la vida y el pensamiento del autor portugués.

Esta colección de textos inéditos comienza el 1 de enero de 1998, cuando Saramago consigue salvar un pino de su casa de Lanzarote de un feroz vendaval que amenazaba con derribarlo y se siente orgulloso de haberlo logrado, “como un niño que hubiese conseguido atarse por primera vez los cordones de los zapatos”.

El diario finaliza con dos apuntes de 1999. En el último, fechado el 14 de enero, se cuenta cómo Saramago, por sugerencia de su esposa, Pilar del Río, estaba comprando calcetines en un centro comercial y desconcertó a un interlocutor que no podía creer “que un premio Nobel de Literatura estuviese comprando calcetines como cualquier mortal, sin contar, por lo menos, con la ayuda de dos secretarios”.

El libro está estructurado en dos partes y encabezado por un prólogo de la periodista y traductora Pilar de Río, esposa del premio Nobel y presidenta de la Fundación José Saramago, en el que revela cómo tuvo lugar el hallazgo de estos textos.

Que opinas?

Comentarios