Punta Cana. Siete años después de su último concierto en República Dominicana Shakira regresó  y, con provocativos bailes, volvió a demostrar que sus caderas no mienten ante miles de fanáticos que se dieron cita anoche en el campo de golf de Hard Rock Hotel & Casino.

A pesar de la llovizna que amenazaba con dañar el esperado concierto la cantautora colombiana recibió la complicidad no solo del público de distintas edades que abarrotó el lugar, sino también del clima que cambió radicalmente y regaló a la estrella barranquillera un cielo completamente despejado.

Como de costumbre, la cantante que en la actualidad se pasea por los escenarios del mundo con El Dorado World Tour entregó un repertorio de conocidas canciones de su exitoso repertorio y una que otra de las más recientes.

“Estoy aquí”,  fue el primer saludo de la artista y nombre de la canción con que dio inicio, a las 9:40 de la noche, a un concierto enérgico y con el que parecía recordarle al público que “La reina del pop latino” está de vuelta.

“República Dominicana, muchísimas gracias por estar aquí. Qué bueno estar de vuelta”, expresó 10 minutos después de su entrada un escenario adornado por dos pantallas laterales, una central gigantesca y una pasarela que hace de puente entre la artista y una multitud eufórica.

“Si hoy estoy aquí es por ustedes, por su cariño, por su amistad en las buenas y en las malas”, agregó segundos después de interpretar Si te vas acompañada por cinco músicos; su bajista, su director musical y guitarrista, su violinista, su baterista y su pianista.

Desde entonces la conversación con los fanáticos fue permanente y tan cercana que en un momento le hicieron saber que su voz no se escuchaba, por lo que Shakira  pidió a un técnico que sustituyera su micrófono.

El concierto inicia con un recuento fotográfico de la vida de Shakira en las pantallas gigantes, en la que se muestra su evolución como persona y artista desde el lanzamiento del álbum Pies Descalzos, hasta la fecha.

A partir de ese momento no hubo interferencia entre la artista y el público con el que nunca se había mostrado tan conectada como anoche y al que trataba de complacer y demostrarle que los siete años de ausencia serían retribuidos con su entrega total.

Un repertorio bien hilvanado fue desnudando temas como Dónde estás corazón, Loba, Si te vas, Nada, Perro fiel, Perdón, Underneath your clothes, Me enamoré, Inevitable, Chantaje, Tú, Suerte, Amarillo y Antología, con éste mostró su lado más romántico y recordó que lo escribió a los 17 años de edad.

Mientras el tiempo corría Shakira no permitía espacio al aburrimiento. Después de interpretar Cant remember to dio paso a los merengues Loca y Rabiosa y luego Waka, waka, canción oficial de la Copa Mundial de la FIFA Sudafrica 2010, con la que sus caderas subieron la temperatura de las miles de almas que cantaron y bailaron con ella.

Con este popular tema Shakira salió del escenario (falsa despedida) y mientras el público esperaba su retorno un vídeo en pantalla gigante mostraba el recorrido de niños hacia la escuela con el mensaje de que los ayuden a estudiar y soñar, tiempo aprovechado  por la también embajadora de buena voluntad del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), para cambiar de vestuario.

Regresó vestida de dorado y con Toneladas, La tortura, Hips Don’t Lie y La bicicleta llegó el verdadero final de un impresionante show de luces, pantallas y fuegos artificiales que finalizó a las 11:23 de la noche dejando establecido que todavía las caderas de Shakira, no mienten. (José Antonio Aybar F.).

Que opinas?

Comentarios