Santo Domingo. Una sala Carlos Piantini abarrotada de público, un repertorio que convocó a bailar y aplaudir durante dos horas y media y una agrupación interpretando solo éxitos, se combinaron la noche del sábado para demostrar que el Conjunto Quisqueya sigue ejecutando el merengue con el mismito sabor.

“Tamos de 45”, el concierto que abrió las puertas del Teatro Nacional Eduardo Brito, por primera vez, a la agrupación merenguera, inició a las 8:50 con los integrantes de Ciudad de Ángeles y el actor Óscar Carrasquillo, ataviados a la usanza de los años 70, caracterizando a Chucky, Adib, Javih y Aneudy e interpretando el tema Qué bueno está este país.

Minutos después, en pantalla gigante, un avión aterrizaba en el aeropuerto de Las Américas José Francisco Peña Gómez con los integrantes de la agrupación abordo, quienes bajaron de la nave y llegaron al escenario interpretando el merengue Quisqueya, con bailarines vestidos de  azafatas y pilotos de avión.

Krisspy y Aramis Camilo.

Bajo la producción artística de Camilo Then y producción de Amable Valenzuela,  la banda hizo un repaso por su historia musical con éxitos como Pegadita de los hombres, Los limones, El nene, A lo loco”, La ropa, Los males de Micaela, Soltero, Queriéndote y adorándote, entre otros.

“Quién lo diría, después de 45 años estos eternos muchachos estamos en el Teatro Nacional. ¡Cuánta emoción!”, fueron las palabras de Adib Melgen, quien dio paso a un segmento de percusión en el merengue Juana Mecho.

Una banda integrada por 18 músicos y dos coristas, dirigida por Chucky Acosta, hizo un recorrido musical por  una de las trayectorias más exitosas de la música autóctona dominicana.

La noche se hacía mayor y el público disfrutaba cada canción, la interpretaba, se ponía de pies para bailar y los plausos crecían a medida  iban desfilando cada una de las canciones en voces de Chucky y Javih.

Vestida de garza blanca, El nene se despertó, La piel (Mira cómo se me pone) dieron paso a los primeros invitados: Aramis Camilo y Krisspy, quienes interpretaron Felicítame.

El romanticismo tuvo su espacio en un segmento protagonizado por Elías Santana, con su magistral ejecución de la trompeta, Chucky en el piano y la voz de Javih Victoria.

El bolero Camino verde, en voz de Chucky, paseó al público por caminos de añoranzas y los aplausos no se hicieron esperar cuando hizo su entrada al escenario Eddy Herrera para acompañarlo.

Javih retomó los boleros con Reconciliación  y recibió a una invitada muy especial: su esposa, la cantante puertorriqueña Awilda, con quien interpretó Yolanda.

El segmento final, dedicado a la tradición navideña del Conjunto Quisqueya fue iniciado por otro invitado especial: Johnny Ventura, quien llegó asido a su tradicional Salsa pa’ tu lechón.

Johnny Ventura inició el segmento navideño con “Salsa pa’ tu lechón”.

Desde entonces los éxitos navideños se sucedieron: Popurrí navideño, La juma, Bebo hoy, bebo mañana, La banda borracha, La juma 2, y con Bebo hoy, bebo mañana hizo su entrada la exponente urbana La materialista.

Luego de más de dos horas de música, invitados especiales y la complicidad  de la gente, con La trulla navideña el Conjunto Quisqueya puso punto final a una noche inolvidable para sus integrantes y el público que fue protagonista de uno de los momentos  más importantes para la música dominicana.

Reconocimiento

Uno de los momentos más emotivos de “Tamos de 45”, se dio cuando los integrantes del Conjunto Quisqueya llamaron al escenario a los familiares de Aneudy Díaz,  el líder fallecido en 1993.

Familiares de Aneuy Díaz.

Caridad Díaz, viuda del artista recibió, junto a sus cuatro hijos, un retrato con el rostro del fundador del grupo. El homenaje continuó con la actuación de merenguero mocano Musiquito, interpretando María Cristina, uno de los éxitos en voz de Aneudy.

Que opinas?

Comentarios