NEVA YORK. AP. Después de un año como este, Netflix no parece relajarse.

El servicio de streaming dominante comenzó el 2018 con casi 118 millones de suscriptores y pasó a ganar su primer Oscar por un largometraje. Superó brevemente a Disney como la compañía mediática más valiosa de Estados Unidos y atrajo a productores estelares como Shonda Rhimes y Ryan Murphy, sin mencionar a Barack y Michelle Obama. Se espera que termine el año con 146 millones de suscriptores y una probable nominación al Premio de la Academia a la mejor película por «Roma» de Alfonso Cuarón.

En una pequeña muestra de cuán influyente se ha vuelto este gigante, también obtuvo lo que obtiene toda celebridad: una parodia en «Saturday Night Live«. El último episodio de la temporada del programa de comedia este mes transmitió un anuncio ficticio que resaltaba los enormes esfuerzos de Netflix por producir tanto contenido como sea posible.

«Nuestra meta es el rollo sin fin. Para el momento en que llegue al final de nuestro menú, habrá nuevos programas arriba«, explicaba la voz en off.

Por su dominio de 12 meses, Netflix fue nombrada Artista del Año de The Associated Press en una votación entre los miembros de la agencia noticiosa.

«Ha habido tanto entretenimiento maravilloso este año, y estamos orgullosos del papel que desempeñamos y honrados por este reconocimiento de la AP«, dijo el jueves Ted Sarandos, director de contenido de Netflix, tras enterarse de la distinción.

«Estamos contentísimos de trabajar con los mejores creadores que nos han ayudado a entretener al mundo con series, películas y especiales desde Hollywood, Mumbai, Madrid, Seúl, Berlín y todas partes en medio«.

Netflix superó a candidatos como Donald Glover, Ariana Grande, Bradley Cooper y Michelle Obama, entre otros. Entre los ganadores previos del título Artista del Año de AP se encuentran Lin-Manuel Miranda, Adele, Taylor Swift, Jennifer Lawrence, Lady Gaga, Tina Fey y Betty White.

Aunque Netflix no publica índices de audiencia, el 2018 fue un año en el que realmente pareció flexionar sus músculos digitales al exhibir su amplísima reserva de títulos, desde programas originales sin guion hasta aquellos producidos en otros países, e incluso se convirtió en el hogar de series canceladas por otros canales.

La compañía que una vez se concentró en enviar DVDs por correo en pequeños sobres rojos se apuntó su primer Oscar para un largometraje en marzo, a mejor documental por «Icarus«, una investigación de Bryan Fogel sobre el dopaje en los deportes. (Netflix ganó su primer Oscar el año pasado con el cortometraje documental «The White Helmets«).

Las películas, especiales y series de Netflix estuvieron muy presentes en la cultura popular este año con títulos que incluyen «The Kissing Booth«, »Nanette«, »To All the Boys I’ve Loved Before«, »The Kominsky Method«, »The Haunting of Hill House«, »GLOW«, »Lost in Space«, »The Great British Baking Show«, »Salt, Fat, Acid, Heat« y «Queer Eye«, además de producciones en español como «La casa de papel» (España) y «La casa de las flores» (México). »House of Cards«, la primera serie original de Netflix, debutó hace seis años.

Netflix ha apoyado a carnadas de Oscar como «Roma« y «The Ballad of Buster Scruggs« y los telespectadores esperan con ansias nuevos episodios de «Stranger Things«, »The Crown«, »Orange Is The New Black« y «Ozark«. La compañía incluso ha visto la frase «Netflix and chill« (algo así como «ve Netflix y relájate») formar parte del vocabulario popular.

En mayo, la capitalización bursátil de Netflix _ o el valor total de sus acciones _ superó a aquella de la poderosa Disney, previamente la compañía mediática más valiosa del mundo. El momento de celebración no duró mucho, pero fue una señal de cómo una compañía inconformista puede alterar el orden.

Netflix entonces destronó a HBO de su reinado de 18 años como la plataforma con más nominaciones a los premios Emmy al recibir 112 menciones. El monstruo del streaming pasó a empatar con el canal de cable premium al ganar 23 Emmys. Netflix también dominó las categorías televisivas de los Premios SAG del Sindicato de Actores de la Pantalla con 15 candidaturas, casi el doble que cualquier otra cadena.

Grandes cineastas como Martin Scorsese, los hermanos Coen y Michael Bay están trabajando para Netflix, y la compañía convenció a Charlie Brooker que trajera su serie «Black Mirror« a la plataforma. Contrató a Channing Dungey de ABC Entertainment y a Kira Goldberg de 21st Century Fox, y prometió gastar más de 8.000 millones de dólares en contenido tan solo este año.

En el 2019, Netflix probablemente enfrente mayores retos de empresas como Amazon, Hulu, Apple, WarnerMedia y Disney, así como la necesidad de manejar sus deudas a largo plazo. Pero Netflix está buscando más suscriptores en India y Suramérica y el valor de mercado de la compañía es de más de 100.000 millones de dólares.

«En Netflix siempre estamos trabajando para darle a nuestros miembros grandes opciones y una mejor experiencia de entretenimiento, y estamos emocionados de lo que nos aguarda para el 2019«, dijo Sarandos.

Que opinas?

Comentarios