SANTO DOMINGO. Por disposición del ministro Andrés Navarro, brigadas de técnicos del Ministerio de Educación partieron esta mañana hacia diferentes provincias de la región Este del país para evaluar los centros educativos de esas demarcaciones que pudieron sufrir daños, luego del sismo de magnitud 5.3 grados en la escala de Richter, cuyo epicentro ocurrió próximo a la isla Saona, y que se sintió en la región Este y en el Gran Santo Domingo.

Las brigadas integradas por ingenieros y técnicos especializados de las direcciones de Gestión Ambiental y de Riesgos (DIGAR), de Rehabilitación Escolar (DIGRE) y la Dirección General de Mantenimiento de Infraestructuras Escolares (DGMIE), realizarán un levantamiento en los planteles para tomas las medidas necesarias que contribuyan a preservar la integridad de los alumnos, docentes y personal administrativo.

El director de la Dirección de Gestión Ambiental y de Gestión de Riesgos del Ministerio de Educación, José Miguel Martínez, aseguró que hasta el momento no se han reportado daños humanos, mientras que en cumplimiento a los protocolos establecidos fueron evacuados algunos centros educativos.

Debido a daños ocasionados por el movimiento telúrico, el Ministerio de Educación decidió suspender la docencia en el centro educativo Sagrado Corazón de Jesús, perteneciente al distrito 12-02, en el municipio San Rafael del Yuma, provincia La Altagracia y se cerraron dos aulas en la escuela Eloína Constanzo, en el distrito 12-03, de El Seibo.

“Las brigadas divididas en seis equipos visitarán unos 25 centros que han sido reportados por los técnicos regionales y distritales, cuyos reportes no son por fallos graves, sino que se trata de observaciones visuales, que son pequeños casos como desprendimiento de pañete o grietas en la estructura. Se harán visitas a todos los lugares reportados de manera obligatoria como lo establece el protocolo, y se hará una evaluación más amplia que incluye analizar todos los elementos de riesgos que puedan presentarse”, explicó Martínez.

Sostuvo que la mayor cantidad de reportes ha sido recibida desde la zona Este, por lo que los equipos técnicos darán prioridad a los centros educativos de esa región, mientras que para este miércoles se estarán supervisando las edificaciones en otros puntos del país.

José Miguel Martínez sostuvo que este martes se tendrá una mayor aproximación al grado de afectaciones ocurridas, no solo por el sismo, sino por cualquier otro elemento de vulnerabilidad que los técnicos puedan encontrar durante las evaluaciones, y de inmediato se procederá a tomar los correctivos necesarios.

Martínez destacó la importancia de esta supervisión por el tamaño del parque de infraestructura, pues suman más de 7,000 centros educativos, distritos, regionales, lo cual es muy amplio y eso obliga a que cada día se esté dando mantenimiento y capacitación en cada uno de los centros, lo que implica la integración de toda la comunidad educativa, de la que señaló que ya ha asumido el tema de gestión de riesgo como un elemento importante en el accionar diario.

5 archivos adjuntos

Que opinas?

Comentarios