SANTO DOMINGO. Sólo con la protección de alguna autoridad de alto nivel se explicaría que el ahora fugitivo César Emilio Peralta (César el Abusador), acusado de narcotráfico y lavado de dinero, actuara a sus anchas, sobre todo después que el director del Departamento Nacional de Investigaciones (DNI) admitiera que se le daba seguimiento desde hacía cinco años.

Sus actuaciones eran tan evidentes que logró amasar fortuna con inversiones inmobiliarias, yates, vehículos de lujo y discotecas sin que las autoridades al parecer se percataran del crecimiento económico de quien hasta hace unos días era el más poderoso de ese mundo.

No se explica cómo se le dio seguimiento a una persona durante cinco años y sólo se actuara cuando la DEA, agencia antidrogas de Estados Unidos, y el Buró Federal de Investigaciones (FBI) se interesaran por el caso a raíz de la agresión al expelotero de Grandes Ligas David Ortiz.

“Desde hace cuatro o cinco años se le estaba dando seguimiento a este caso, ahora bien, a partir del año pasado el gobierno norteamericano a través de sus agencias de inteligencia, tal es el caso DEA, FBI, tomaron interés en el mismo y se unieron a la investigaciones de la Procuraduría y la DNCD”, dijo ayer el almirante retirado Sigfrido Pared Pérez, director del DNI.

El sobrenombre le vino porque abusaba de cualquiera en su circulo, capaz de mandar a hacer tropelías al más alto nivel, tan seguro de que nada le iba a pasar.

¿Por qué las autoridades no habían actuado?, ¿había que esperar que la DEA y el FBI se interesaran por el caso?, ¿qué autoridad se beneficiaba de las actuaciones del abusador?, son algunas de las interrogantes que han surgido.

“El Abusador” se encontraba tan a sus anchas que dos días antes de que las autoridades intervinieran varios establecimientos de su propiedad, éste se encontraba en Hard Rock Hotel & Casino Punta Cana, disfrutando del concierto Latin Music Tour, la madrugada el domingo 18 de agosto.

Sus tentáculos eran tan fuertes en esferas del poder que hay quienes aseguran que previamente fue avisado antes de que las autoridades practicaran los allanamientos y emprendiera la huida.

Coerción

Será mañana que el juez José Alejandro Vargas, de la Oficina de Atención Permanente del Distrito Nacional conocerá la solicitud de medida de coerción de 18 meses de prisión preventiva hecha por el Ministerio Público.

Los señalados como principales miembros de la red de narcotráfico están detenidos y, según las autoridades, se les daba seguimiento a sus operaciones desde hace cinco años, sin embargo, “César el Abusador”, sigue prófugo de la justicia junto a su esposa, después de haber burlado el mayor operativo en República Dominicana de la DEA, la Procuraduría General y los organismos antidrogas, el pasado martes.

Fuente: El Nacional

Que opinas?

Comentarios