El Vestidor, pieza fundamental del teatro moderno, escrita por el dramaturgo y guionista sudafricano Ronald Harwood, parece ser el gesto de saludo dominicano al Dia Internacional del Actor (que a nuestra manera de ver debió ser llamado Dia Mundial de  la Actuación,  y respecto del cual no hubo actos oficiales que digamos, con excepción de lo que publicaron en las redes algunos de los homenajeados y a quienes les duele y llega la conmemoración.

La obra El Vestidor es una pieza infaltable cuando se habla de teatro moderno. Se ha presentado en 40 países y centenares de compañías que han emprendido el camino de exponer la riqueza de sus parlamentos y el esquema de amo-esclavo entre un divo de las tablas y el que se supone humilde vestidor a su servicio y que en fin de cuentas es el verdadero portador del protagonismo.

La proyección mediática

La obra ha contado con un extraordinario respaldo de los medios de comunicación y el favor de la critica. Ha tenido eco en todas partes y ello ha provocado, junto a la calidad de la pieza como dramaturgia y el elenco seleccionado, que se haya desbordado de gente.

Un detalle a observar:  los medios de pasaron con la proyección de Giovanny Cruz, cuya proyección ha puesto en un muy segundo plano a los demás talentos. Nada de lo dicho sobre Giovanny es inmerecido y tiene méritos de sobra  como director, dramaturgo, actor, novelista, pero se debe dar el cuadro completo.

Los talentos en el montaje son: Norman (El Vestidor), Exmin Carvajal, (La señora), Yanela Hernández, (Madge), Luvil González, (El Señor (Sir), Giovanny Cruz, (Irene) Karoline Becker y (Geffry), Mario Lebrón, y quien además es el director.

Protagonista y productor

Exmin Carvajal, gestor de la iniciativa para montar El Vestidor, lo hizo a propósito, en un país en el cual conmemoraciones como esa pasan desapercibidas, y selecciono el tiempo exacto para llevar al público, una exquisita ficción sobre la autoridad, la amistad y los egos que generan los espacios del teatro.

A Exmin lo hemos entrevistado sobre el montaje “En esta producción me ha tocado representar el rol protagónico de un «Vestidor» de un gran divo del teatro. Lo he cuidado y vestido durante más de 20 años en los que guardo sus secretos, he sido su cómplice y también he sido el motor para que este gran actor llegue a escena todas las noches preparado completamente a pesar de su edad, su temperamento, sus miedos y sus inseguridades”.

Describe que en esa gran relación de tanto tiempo también afloraron pasiones entre estos dos personajes qu

e marcan un gran conflicto y un gran clímax en la obra. “Soy alguien sumiso a el pero también mi personalidad determina el accionar de todos los personajes”.

Indica que “El Vestidor» es una obra que ha sido catalogada como uno de los mejores textos del teatro moderno y que ha sido representada por grandes actores de la escena mundial. Ha sido llevada al cine en dos ocasiones con grandes actores como Anthony Hopkins y Albert Finney.

Exmin, quien ha dejado su carrera exitosa como hotelero para dedicarse al teatro, desarrolla una trayectoria que le ha llevado a hacer protagónicos con Iván García («Dama de Negro»), Franklin Domínguez («Pecados Enfrentados»), Johnnie Mercedes «De Genios y Locos… Todos Tenemos un poco») y Giovanny Cruz («El Vestidor»).

Exmin Carvajal se ve en 10 años al frente de una gran empresa productora de teatro, actuando en nuestro país, fomentando el teatro en todos los rincones, haciendo giras nacionales e internacionales y creando las bases para que haya más escuelas de teatro en provincias.

“Me gustaría ver que el estado fomente dentro de su política de educación el teatro como materia dentro de las escuelas públicas y que cada escuela tenga sus grupos teatrales” nos dice finalmente.

Que opinas?

Comentarios