Santo Domingo. Falleció la tarde de este jueves, en la ciudad de Nueva York, el tenor dominicano Francisco Casanova, por complicaciones del hígado y diabetes.

El reputado tenor de fama mundial, de 61 años de edad, se presentó en los más prestigiosos escenarios del mundo, entre estos en la Scala de Milán.

Francisco Chaín Casanova nació el 3 de octubre de 1957 en El Seibo e inició sus estudios musicales a los siete años con su madre, doña Bárbara Casanova viuda Chahín y de su padre, Alfredo Chahín heredó su gracia y talento.

Estudió con el maestro Cuto Estévez, mientras que sus estudios de canto los inició en el Conservatorio Nacional de Música de Santo Domingo, con don Rafael Sánchez Cestero.

A partir del 1991 fue discípulo del afamado tenor italiano Pier Miranda, quien lo escuchó cantar por primera vez en una transmisión por televisión del Concurso Internacional de Canto Francés Viñas de Barcelona, en 1990.

El 9 de enero del 2001 Casanova debutó en el Metropolitan Opera House, en el papel de Manrico, de la ópera, Il Trobatore. Fue contraparte del tenor italiano Luciano Pavarotti, quien lo invitó a conciertos en el Carnegie Hall, Metropolitan y Madison Square Garden de Nueva York.

Ganó tres premios Casandra en la categoría Artista Clásico Destacado en el Extranjero.

Durante más de 25 años actuó en los mayores teatros de ópera en el mundo, con un extenso repertorio de 56 papeles estelares para tenor, dentro de los cuales se destaca Verdi con 22 de sus óperas.

Paseó su arte por escenarios como el Carnegie Hall, el Gran Teatro de Barcelona, la Ópera de Roma, el Teatro de Bilbao, la Ópera de Madrid, la Ópera de Viena, España e Islas Canarias, entre otros.

Antes de establecerse trabajó como mensajero, limpiando casas y hoteles, asistente de electricista, cantaba en restaurantes, en iglesias, funerales y bodas para ganarse el sustento.

Que opinas?

Comentarios