BOSTON. AP. El baterista de Aerosmith, Joey Kramer, está demandando a sus compañeros porque estos no le permitirán tocar cuando la banda sea homenajeada esta semana durante los eventos de los Grammy.

Kramer, un miembro fundador de la agrupación original de Boston, dijo en una demanda presentada este mes en el Tribunal Superior de Massachusetts que ha sido marginado de la banda desde que se lastimó el tobillo el año pasado y se perdió algunas presentaciones, incluidas algunas de su lucrativa residencia musical en un casino de Las Vegas.

El músico de 69 años, residente de Magnolia, Texas, dice que sus compañeros le exigieron que se ganara de nuevo su puesto tocando una serie de solos en los ensayos para demostrar que estaba «en un nivel apropiado», según la querella.

Acusa a la banda de incumplimiento de contrato argumentando que la exigencia era una práctica «artificial, inventada y no definida» a la que no ha sido sometido ningún otro miembro de la agrupación.

También señala que el cantante Steven Tyler, los guitarristas Joe Perry y Bradley Whitford, y el bajista Tom Hamilton han estado todos de reposo últimamente con lesiones y enfermedades y que no se les pidió que audicionaran para poder volver a sus trabajos.

Kramer quiere que un juez de Massachusetts ordene que le permitan participar en dos próximos eventos de la industria musical.

Aerosmith recibirá el premio Persona del Año MusiCares 2020 el viernes en el Centro de Convenciones de Los Ángeles. Alice Cooper, los Foo Fighters, los Jonas Brothers, John Legend y John Mayer están entre los artistas que tocarán en el reconocimiento de la Academia de la Grabación a la banda por sus esfuerzos filantrópicos.

Aerosmith también tiene previsto interpretar un «popurrí que abarca toda su carrera» en la gala de premios del domingo por la noche en el Staples Center, donde los acompañaría en el escenario el grupo de hip hop Run-DMC, con el que ha colaborado.

«No es un asunto de dinero», dijo Kramer el miércoles en un comunicado antes de una audiencia en la corte sobre la demanda presentada en Plymouth, Massachusetts. «Me están quitando de la oportunidad de ser reconocido junto con mis pares, por nuestras contribuciones colectivas de toda una vida a la industria de la música».

El abogado y el mánager de Aerosmith no respondieron de inmediato emails en busca de información.

Pero la banda, en una declaración emitida el martes, dijo que invitó a Kramer a acompañarlos a los eventos de los Grammy, pero que simplemente no tenían tiempo suficiente para ensayar juntos.

«Joey Kramer es nuestro hermano; su bienestar es de una importancia fundamental para nosotros. Sin embargo, él no ha estado en capacidad emocional y física de tocar con la banda, según él mismo ha admitido, los últimos seis meses», dice el comunicado.

«Lo hemos echado de menos y lo hemos exhortado a volver a tocar con nosotros muchas veces, pero aparentemente él no se ha sentido listo para hacerlo», continúa la misiva. «Joey ahora ha esperado hasta el último momento para aceptar nuestra invitación, cuando desafortunadamente no tenemos tiempo para los ensayos necesarios durante la semana de los Grammy».

En su demanda, Kramer dice que sus compañeros decidieron que su «prueba» no era «técnicamente correcta» y que carecía de «energía», algo que él refuta vehementemente.

«Nada puede estar más lejos de la verdad», aseguró. «Yo hice todo lo que me pidieron».

Kramer también dice que le resulta «devastador» que no le permitan ser homenajeado en el máximo escenario de la industria de la música.

«La mayor magia y éxito de Aerosmith ocurre cuando todos los miembros fundadores están juntos», dijo en el comunicado. «Que me quiten mi lugar legítimo en el escenario para celebrar nuestro éxito -un éxito que reconoce mi propia trayectoria-, es sencillamente errado».

Que opinas?

Comentarios