SANTO DOMINGO.- El Gobierno dominicano cometió un error e incurrió en una decisión contraproducente con aceptar como residente al criminal y narcotraficante cubano Augusto Falcón (Willie), ya que esa persona no aporta nada y cometió muchos daños a la población en especial a la juventud, según dijeron hoy Casa Abierta y Hogares Crea Dominicano.

El licenciado Juan Radhamés Rosa, de Casa Abierta, expresó “el Gobierno yerra con este tipo de decisiones, porque el país tiene muchos problemas con el tema de las drogas, en nada nos beneficia recibir a una persona que cometió tantos delitos”.
Mientras el director Clínico de Hogares Crea Dominicano, Guillermo Oyarse, calificó como una pésima señal de las autoridades de estar amparando este tipo de persona, “ que parece que están apoyando esas personas para que encuentren refugio”.

Recalcó que Hogares Crea califica la decisión como contraproducente.

Según se informó el Gobierno a través del Departamento Nacional de Investigaciones (DNI) recibió al cubano residente en Estados Unidos después de haber cumplido una condena 20 años de prisión en Miami, donde propició, junto a varios socios, la mayor ola de violencia en la historia de la ciudad de Miami, según el expediente del confeso narco.

El director de ese organismo, teniente general retirado Sigfrido Pared Pérez, confirmó que Falcón permanece bajo observación en sus instalaciones

El director de Casa Abierta, entidad especializada en el tratamiento de personas con adicción a la drogas dijo que espera que el Gobierno haya examinado muy bien lo que está haciendo, porque desde su punto de vista esa fue una decisión extraña que hayan aceptado en la República Dominicana una persona, con esas implicaciones, y porque desde su punto de vista debieron mandar a su país.

Falcón debió ser deportado a Cuba es su nación y si fue verdad que intentó complotar contra el gobierno de su país, que responda por esos hechos, sostuvo el licenciado Rosa.

Consideró que en caso que Willie no pueda ser enviado a Cuba, debe permanecer en la nación donde cometió sus delitos.

Estructura criminal

Falcón, de 62 años de edad, coordinó junto a su hermano Gustavo Falcón y su socio Sal Magluta, una estructura criminal conocida como los “Cowboys de la cocaína” en el sur de la Florida, fue acusado por el gobierno de Estados Unidos de construir un próspero imperio del narcotráfico para servir a los carteles colombianos de Medellín y Cali, en medio de una época de gran violencia que tuvo como escenario sangriento las calles de Miami.

En 1991 Falcón y Magluta fueron e ncausados, junto a unos doce cómplices, de conspirar para importar y distribuir 75 toneladas de cocaína valoradas en US$2,000 millones desde 1978, y están cumpliendo condenas en las cárceles de los Estados Unidos.

Fuente: Tomás Vidal/El Nacional.

Que opinas?

Comentarios