NUEVA YORK. AP. El primer viaje de Martha Stewart en Uber no fue una buena experiencia.

La conocida empresaria de artículos para el hogar y presentadora de televisión pidió el lunes que la «versión más cara» la recogiera en la joyería Tiffany’s en la Quinta Avenida, esquina con la calle 57 de Nueva York.

Stewart escribió en Instagram que el primer auto no apareció y el segundo estacionó «a media cuadra» donde «no se podía ver la patente». Apuntaba en la dirección contraria, lo que demoró su viaje en medio del tráfico de Manhattan.

Pero lo peor fue que el auto «ííííííííestaba muy sucio por dentro y por fuera!!!!!!!!» Puso una foto que mostraba escombros y dos botellas de agua en el piso.

Uber dijo que lamentaba que la primera experiencia de Stewart fuera tan mala y que habló con ella y su equipo.

Que opinas?

Comentarios