Santo Domingo.La madrugada del pasado sábado falleció en Sevilla, España, el cantaor Chiquetete, una de las más importantes figuras de la canción española.

El artista flamenco, de 70 años, se encontraba hospitalizado en la Clínica de Fátima de Sevilla por una operación de cadera que se complicó y falleció por un ataque al corazón.

Sus composiciones convirtieron a Antonio José Cortés Pantoja en el cantaor que más discos ha vendido en el último tercio del siglo XX.

De su repertorio, integrado por canciones escritas o interpretadas por él, se sirvieron los principales merengueros de los años 80.

El maestro Wilfrido Vargas tiene en su repertorio uno de los merengues más exitosos de todos los tiempos: Volveré, en voz de “La voz más alta del merengue”, Rubby Pérez, quien también interpretó del cantautor español Cuando estés con él.

El cantante Carlos David grabó el tema Esta cobardía y Peter Cruz, Secretos. La agrupación Los Kenton incluyó en su repertorio la canción Ella y él, en voz de Johnny Reyes, mientras Cuco Valoy incluyó el tema Aprende a soñar, interpretado por Francis Oliver.

A través de las redes sociales el mundo artístico español se ha volcado en lamentos al conocer la muerte de este artista que deja un notable legado y 21 producciones discográficas.

Experiencia

Al ser consultado por este medio el maestro Wilfrido Vargas narra su experiencia al llegar a sus manos el tema que luego haría exitoso en la voz de Rubby Pérez.

“Hoy falleció el gran Antonio José Cortés Pantoja, el mejor conocido como Chiquetete. En mi libro ‘Me volviste loco Wilfrido’ lo recordé hablando sobre su magistral interpretación de la canción Volveré, y de la que hicimos una versión en la voz del inmenso Rubby Perez”, recordó.

Vargas destacó que Rubby, quien ya era parte de su orquesta, interpretó la pieza con respeto.

“Lo hizo con respeto, pero también con limpieza y cristalinidad, con autoridad, convencimiento y dulzura. Apenas lo escuché sentí algo indescriptible y poco natural. Recuerdo que hasta solté un par de lágrimas”.

De su lado, Rubby Pérez dijo a este diario que cantar ese tema junto a Chiquetete fue un momento indescriptible.

“Cantar ese tema y haber podido cantarlo con él fue un momento indescriptible. Lo que sentí al leer en tu instagram sobre la muerte de Chiquetete fue terrible para mí. Él incidió tanto en mi vida que me la salvó. Me ayudó a que mi familia creciera. No me alcanzará la vida para agradecer a Isabel Rodríguez, a Bienvenido Rodríguez, que luchó y enfrentó todo para que yo lo grabara, a Wilfrido que permitió que el tema sonara en su orquesta y a Chiquetete, que Dios lo tenga en su Gloria”.

Que opinas?

Comentarios