Jane Bunnett & Maqueque, un excepcional grupo de jazz, integrado por mujeres y dirigido por la saxofonista y flautista Mary Jane Bunnett.

Cabarette. El Dominican Republic Jazz Festival cerró la ruta de conciertos de su edición número 23, con la playa de Cabarete como cómplice de una de las entregas más memorables en la historia del ya establecido evento musical.

Berklee Global Jazz Ambassadors.

Con un exquisito menú la Berklee Global Jazz Ambassadors, de Estados Unidos, abrió el concierto con el tema Panadea, recibiendo de inmediato la complicidad del público que aplaudió cada una de sus interpretaciones, entre las que incluyó Capachada, Times, Spanish Song y Armagedon.

Para embellecer aún más el escenario que contó con la pintura del artista dominicano Adolfo Farington, el festival continuó con la descarga de Jane Bunnett & Maqueque, un excepcional grupo de jazz, dirigido por la saxofonista y flautista Mary Jane Bunnett e integrado solo por talentosas mujeres canadienses que entregaron un show espectacular de música y voz.

Little Feet fue su primer plato servido en el variado menú que trajo para ganarse al  público dominicano y de otros países que se dieron cita en la hermosa playa puertoplateña.

Reencuentro, Habana de noche, Monkey see monkey do, continuaron una mezcla de jazz con salsa y La Línea, que pautó el final, pero ante la insistencia del público entregaron como “bonus” la canción Momentum.

José Alberto «El Canario», baila con una joven del público.

Como ocurrió a finales de agosto en Los Establos de Cap Cana, el cierre fue entregado a la salsa y la responsabilidad de nuevo recayó en José Alberto El Canario, quien, al igual que en esa ocasión, inició su entrega musical con Cuban fantasy, un preludio de lo que vendría minutos después.

Con el público en su punto, el popular sonero dominicano comenzó a disparar directo a los pies temas como Señora y Sueño contigo, los cuales fueron  coreados y bailados por los presentes.

Pero lo que se avecinaba era de grandes ligas. Con Hay un run run y Rita el público se abrazo, no solo a las letras de las canciones, sino también al baile y disfrutó lo que faltaba del repertorio hasta bien entrada la madrugada.

El Canario no bajaba la intensidad y continuó subido en el tren de los éxitos disparando Chanchan, Esta noche pinta bien, Paella, Amor silvestre, entre otras, que hicieron de la playa de Cabarete una pista de baile en la que fue cerrado, con broche de oro, el Dominican Republic Jazz Festival 2019.

Apoyo total

Más de 2,500 personas asistieron al evento que contó con la asistencia de unos 15 embajadores, representantes de diferentes países que apoyaron el evento sin fines de lucro.

Talleres

Dentro del marco de celebración del Jazz Festival,  cientos de niños fueron beneficiados con diversos talleres musicales totalmente gratuitos, ofrecidos por músicos profesionales nacionales e internacionales.

El festival es organizado cada año por la Fundación Educativa Dominican Republic Jazz Festival (FEDUJAZZ) y, en esta ocasión, contó con el apoyo del Ministerio de Turismo, Lifestyle, Millenium, la Embajada de Estados Unidos, entre otros importantes patrocinadores.

Que opinas?

Comentarios