3 trucos para que no te hackeen tu WhatsApp

En las últimas semanas, espiar el WhatsApp parece haberse convertido en el tema de conversación estrella de muchos propietarios de teléfonos inteligentes Android. Además de ir en contra de las leyes de los países más civilizados, espiar conversaciones de WhatsApp es bastante reprochable en términos éticos, y puede poner en serios apuros a las personas que, sin saberlo, están dejando al descubierto sus conversaciones más íntimas. Por ello, en esta ocasión hemos recopilado tres trucos para evitar que puedan hackear tu WhatsApp. Trucos y consejos sencillos, así como también fáciles de llevar a cabo incluso sin conocimientos avanzados.

1.- Mucho cuidado con WhatsApp Web

WhatsApp Web es una herramienta excelente de cara a mantener conversaciones de WhatsApp desde el ordenador pero, al mismo tiempo, también resulta ser el punto más débil de la privacidad en WhatsApp. Resulta que, si dejamos nuestro teléfono inteligente en manos de otra persona con fines poco éticos (véase porque nos despistamos y lo olvidamos en una mesa compartida con más personas, por ejemplo), WhatsApp Web puede servir a otra persona para acceder a todas nuestras conversaciones sin que nos demos cuenta de ello. En cuestión de segundos, la otra persona estará leyendo todas y cada una de nuestras conversaciones.

¿Y cómo es esto posible? Lo que permite WhatsApp Web es iniciar sesión en nuestra cuenta de WhatsApp desde un dispositivo ajeno a nuestro móvil (principalmente, un ordenador); el problema reside en que, desde el punto de vista de una mente perversa, esta herramienta también puede servir para iniciar sesión en el WhatsApp de otra persona a través del navegador Chrome en el móvil. Para ello, basta con escanear el código de nuestro WhatsApp Web en un despiste, y a partir de ahí el usuario tendrá varias horas de acceso a nuestras conversaciones.

Para evitar esta amenaza, lo único que debemos hacer es asegurarnos periódicamente de que no tenemos abierta ninguna sesión de WhatsApp Web en nuestra cuenta. Para ello, seguimos estos pasos:

  1. Abrimos la aplicación de WhatsApp Web en nuestro móvil Android.
  2. Una vez dentro, pulsamos sobre el icono de los tres puntos que aparece en la parte superior derecha de la pantalla y, después, pulsamos sobre la opción de “WhatsApp Web“.
  3. Ahora, después de la pantalla que indica el funcionamiento de esta opción, veremos un apartado con el nombre de “Ordenadores con sesiones abiertas“. Si se nos aparece algún equipo, significa que alguien está accediendo a nuestras conversaciones desde otro dispositivo (a no ser que hayamos iniciado sesión recientemente desde el ordenador, en cuyo caso veremos los detalles de nuestro propio dispositivo); para poner fin a esa situación, pulsamos sobre la opción de “Cerrar sesión en todos los ordenadores“. En el caso de que nuestro WhatsApp no pase de la pantalla que explica cómo funciona esta opción, significa que nadie está accediendo a nuestra cuenta mediante este método.

En WhatsApp Web para iPhone el procedimiento a seguir para detectar amenazas es similar:

  1. Entramos en la aplicación de WhatsApp de nuestro iPhone.
  2. Pulsamos sobre la pestaña de “Ajustes“, ubicada en la parte inferior derecha de la aplicación.
  3. Después, pulsamos sobre la opción de “WhatsApp Web“. Si se nos muestra algún equipo activo, significa que alguien está teniendo acceso a nuestras conversaciones, de manera que pulsamos inmediatamente sobre la opción de “Salir de todos los equipos“; en caso contrario, estamos libres de espías (al menos desde este método).

2.- Huye de las APKs de WhatsApp

La instalación no-autorizada de aplicaciones en el teléfono inteligente de los usuarios es uno de los procedimientos más repetidos en las estafas en Android. Basta con que entremos en una página web con anuncios maliciosos para que, sin que seamos conscientes de ello, nuestro móvil descargue automáticamente un archivo APK que contiene una aplicación con dudosa finalidad. En muchos casos, los archivos APK que se descargan sin autorización del usuario corresponden a aplicaciones que tienen la capacidad de espiar el WhatsApp, y son una seria amenaza para la privacidad.

Además del consejo de rechazar instalar siempre aplicaciones extra-oficiales que no hayan sido descargadas por nosotros mismos desde la tienda de Google Play (por mucho que esos archivos se camuflen, incluso, en supuestas actualizaciones del sistema operativo), también es importante que revisemos periódicamente que nuestro móvil no contiene ninguna aplicación extra-oficial de WhatsApp. Para ello, el procedimiento a seguir para detectar las amenazas más evidentes es el siguiente:

  1. Entramos en la aplicación de Ajustes de nuestro móvil.
  2. Después, entramos en el apartado de “Aplicaciones” (o “Administrador de aplicaciones“).
  3. Una vez dentro, después de habernos asegurado que tenemos seleccionada la pestaña de “Todas” (o “Todo“), desplazamos la pantalla hacia la parte en la que aparecen las aplicaciones que empiezan por la letra “W“. Aquí, nos fijamos en que la única aplicación que aparezca sea la oficial deWhatsApp; si vemos cualquiera aplicación adicional (“WhatsApp Espía“, “WhatsApp Spy” o “WhatsAppSPY”, por mencionar los ejemplos más habituales), procedemos inmediatamente a su desinstalación.

3.- Ni caso a los mensajes sospechosos

Incluso, la propia aplicación de WhatsApp puede servir de puente para que otra persona tome el control de las conversaciones de un usuario.Los mensajes de estafa por WhatsApp están a la orden del día, y se camuflan en todo tipo de trampas (cuya única finalidad reside en llamar nuestra atención) que tienen como objetivo, normalmente, que accedamos a un enlace que nos redirigirá a una aplicación maliciosa. Por ello, hay que desconfiar siempre de los mensajes sospechosos que contengan enlaces en WhatsApp, incluso aunque sean nuestros contactos de confianza los que los envíen (pueden estar siendo víctimas de un secuestro de cuenta sin ser conscientes de ello).

Primera imagen publicada originalmente por cybercrimes.

También podría gustarte