Santo Domingo. La falta de espacios, la poca inversión y la falta de apoyo del Estado como garante de la educación y la cultura de niños y niñas, son algunos de los factores que influyen para que en el país las producciones infantiles duren tan poco tiempo en la televisión.

Así lo afirmó la actriz Paula Disla, mejor conocida por su personaje de María Moñito, quien además agregó que los llamados espacios infantiles de hoy en día están alejados de la realidad del niño y la niña de hoy.

“No se definen hacia una edad determinada, sino que a todo se le llama infantil y ahí se mezclan bebés, niñez y adolescencia. Pienso que además hay poca inversión y pocos productos que estén destinados a esta población y les interese la televisión como medio”, señaló.

Según Paula otros factores que influyen para que los programas infantiles sean menos en la pantalla chica es la falta de creatividad que existe hoy en día y la falta de apoyo económico.

“Estos programas se generan de forma insostenible, y luego de tres meses sin facturación empiezan a decaer. El Estado tampoco invierte en estos espacios y no facilita a los productores el interés por este tipo de medio”, dijo.

La actriz, que hace unos años personificaba a uno de los principales personajes infantiles del país, cree que el sentido de los programas que existen es mantener la vigencia de algunos personajes, generar presencia para captar otro tipo de negocio como la animación de actividades y la venta de productos infantiles. “Contenidos divertidos que generen educación, no visualizo ninguno en particular”, resaltó.

No hay figuras de relevancia

Comparando programas de años anteriores versus los actuales, dice que lo primero es que no hay figuras de relevancia y reconocimiento público que generen, no solo una admiración del público, sino también respeto y credibilidad.

”No veo cambios sustanciales en las pocas producciones que existen, pues persiste el show de variedades con contenidos para todo público incluyendo el infantil”.

Al mencionar algunas recomendaciones para crear espacios infantiles de calidad, expuso que desde hace mucho viene hablando de lo mismo. “La importancia de trabajar para un niño y niña de hoy que no solo es el de las redes, sino que también razona, juega y puede leer contenidos de importancia según sus edades”. Resaltó que la producción infantil de hoy debe reconocer la diversidad, abrazar la inclusión y bordear la locura del mundo creativo.

“Creo que la producción infantil debe ser fuente de alegría para quienes la producen de esa forma la transmitirá a ese público que es muy especial”, concluyó.

Proyectos en carpeta

La actriz y productora Paula Disla habló además de sus proyectos personales, de los cuales dice tiene varios en carpeta, entre ellos una oferta infantil que no ha sacado a la luz pública por la cantidad de compromisos que asume cada año en aspectos como formación y producción artística.

“Este año se visualiza muy bueno. Ya tengo dos películas en agenda, una obra de teatro y dos microteatros, sin dejar los otros compromisos profesionales como el de los derechos humanos que asume para algunas organizaciones nacionales e internacionales.

Su día a día

Disla dirige la Fundación Instituto Internacional de Capacidades Infantiles, donde trabaja para la mitigación del impacto del VIH en niños, niñas y adolescentes utilizando el arte y con enfoque de derechos humanos.

“Desde aquí dirijo el grupo de teatro Sie7e, espacio teatral formado por 16 jóvenes y adultos con discapacidad. También trabajo en proyectos de movilización social y de sensibilización para una cultura de paz. Cuido a mis dos hijos adolescentes y me da el tiempo para divertirme, leer, hacer yoga y compartir con las amistades”, finalizó.

Fuente: Lidia Mora/El Nacional.

Author