Santo Domingo. En su alocución de anoche al país el presidente Luis Abinader dijo que la máxima dirección del Partido de la Liberación Dominicana (PLD) instauró un régimen político dedicado a la corrupción y a la impunidad.

«Esta es la fecha en la que aún no completamos la real magnitud del daño causado, porque cada día encontramos cosas nuevas», dijo el primer mandatario de la nación en una cadena nacional de radio y televisión.

Abinader expresó que esa idea es compartida por la mayoría del pueblo dominicano y por gobiernos extranjeros y recordó que en el mes de marzo del 2019 el Departamento de Estado de los Estados Unidos dio a conocer en su informe sobre los Derechos Humanos la alta complicidad que tenía el Gobierno de entonces con la corrupción y la impunidad.

«Nos podrán decir que la corrupción es difícil de erradicar porque depende de acciones individuales. Sin embargo, la impunidad es una acción política deliberada que se convirtió en un instrumento de gobernanza para garantizar seguir en el poder. Eso lo estamos cambiando». aseguró el presidente.

Reveló que la Cámara de Cuentas nunca ha auditado a fondo ni en serio a ninguna entidad pública. «Le hemos solicitado que lo hiciera ahora, pero en ningún caso ha acudido. Esta Cámara de Cuentas responde a los intereses del PLD. Esta Cámara de Cuentas es parte de su blindaje y sus miembros ya deberían haber renunciado».

Abinader explicó que por esa razón se ordenó a la contraloría general de la Republica realizar auditorias en todas las instituciones públicas. «Este organismo que tenía años sin realizar auditorías ya envió auditores a las principales instituciones».

Dijo que la estructura de impunidad establecida por el PLD la están desmantelando e inmediatamente tengan los resultados de las auditorias actuarán. «No obstante, en algunas instituciones las irregularidades son tan obvias que ya fueron depositadas en el ministerio público como el caso de los 11.500 millones de pesos del contrato de excepción del hormigón asfaltico entre otros expedientes», reveló.

Al recordar que desde la unidad de Operaciones Estructuradas de Odebrecht, el departamento de sobornos funcionaba desde la República Dominicana y desde el mismo se realizaron sesenta y dos pagos por treinta nueve millones de dólares en sobornos relacionados a la Planta Termoeléctrica Punta Catalina y otros proyectos de obras públicas que no fueron incluidos en ninguna investigación o causa judicial hasta la fecha.

«El nuevo ministerio público ha informado que está investigando este caso», recordó.

El mandatario apuntó que el país fue azotado por la pandemia de la corrupción y la impunidad mucho antes de la propagación del Coronavirus, por lo que, enfatizó que la alta dirección del Partido de la Liberación Dominicana y funcionarios de la pasada administración responsables del mayor régimen de impunidad y corrupción, no tienen autoridad moral para criticar a su gobierno.

Author

Periodista, Locutor, RRPP, Productor radial. Ex Presidente Acroarte. Editor El Nacional. Miembro de la Academia Latina de la Grabación (Grammy Latino).