Santo Domingo. La designación como asesor cultural del Poder Ejecutivo y director de Sistema Nacional de Orquestas Infantiles y Juveniles, supone el compromiso social más elevado y desafiante que haya aceptado el musico y compositor, productor de espectáculos y docente en formación escénica del maestro Amaury Sánchez.

Probablemente le aparte unos años de sus producciones y su labor como docente de talentos en desarrollo, pero le abre la  oportunidad de, si se administra bien, hacer aportes significativos al desarrollo y la consagración de jóvenes talentos, particularmente en la música.

Para quienes conocen a Amaury Sánchez, saben que no llega a
estos cargos, y en especial al de director del Sistema Nacional de
Orquestas Infantiles y Juveniles, para ocupar un puesto público en
merecimiento de una labor de militancia política, ni de justificar
medianamente un nombramiento.

No es la primera vez que el maestro Amaury Sánchez participa en
la nómina del Estado, pero si la ocasión en que habrá de ocupar
cargos de alta responsabilidad social y política: en 1987 fue
integrado como miembro de la Orquesta Sinfónica Nacional en el
crucial en el crucial (y a veces ignorado y rítmicamente
trascendental) rol como percusionista, llegando a ser Director
Asistente, permaneciendo en la OSN durante 15 años.

Dotado de una impresionante capacidad de trabajo, de inspiración
artística y una sentido de la oportunidad singular para sus
proyectos, es uno de los productores musicales más prolíficos y el más galardonado del país.

Cuienta con nueve premios Casandra (ahora Soberano) de Acroarte, además de 23 nominaciones, tras iniciar su carrera con su primer espectáculo, Sonido para una Imagen, en 1996.

Hasta el 2018, había producido 22 espectáculos musicales. Fue el primer dominicano en obtener, en 2002, licencia de Disney
para la adaptación de uno de sus musicales clásicos: “La Bella y La
Bestia”, que rompió records de asistencia con14 presentaciones a
casa llena.

Formación y docente

Amaury Sánchez, estudió percusión en el  Conservatorio Nacional
de Música e hizo estudios. Realizo estudios en España, en New
York y Chile. Su pasión es la música y eso le lleva a estudiar por
sus medios, piano, guitarra clásica y composición.

Ha dirigido la Orquesta Sinfónica Nacional en varias ocasiones y fue fundador de la Orquesta Filarmónica de Santo Domingo, de la cual fue un director titular. Fundador de la Academia de Formación Artística Amaury Sánchez (AFA).

«Con humildad, puedo decir que no soy el tipo de persona que
trabaja un compromiso partidario por un cargo y se que incluso
estas responsabilidades, suponen un descenso en mis ingresos
desde el sector privado. Pero si no ponemos el país por delante, si
no aportamos trabajo intenso, talento y criterio, no saldremos a
camino como país. ¡Por eso he aceptado” afirma Sánchez a Que
Pasa

Añade que llega a estas responsabilidades a dar cuanto sea
necesario para que el resultado sea digno de la confianza puesta a
mi cargo y que se traduzca en un avance de la cultura y en
especial de la música que hacen los niños y jóvenes.