Santo Domingo. El Banco Central de la República Dominicana informó este miércoles que el Indicador Mensual de Actividad Económica (IMAE) registró un crecimiento promedio de 5.8% durante los primeros cuatro meses del presente año, por encima del ritmo de expansión potencial de la economía, consistente con el crecimiento de 6.1% experimentado en el primer trimestre y la variación interanual de 4.7% evidenciada en el mes de abril de 2022.

Estos resultados positivos confirman la resiliencia de la economía dominicana ante el entorno internacional prevaleciente en la actualidad, caracterizado por los recientes conflictos geopolíticos y el choque de costos global.

En efecto, el Fondo Monetario Internacional (FMI) así como la calificadora de riesgos internacional Moody´s han resaltado el buen desempeño de la economía dominicana, reafirmando que las perspectivas del país permanecen favorables, proyectando un crecimiento del PIB en torno a 5%, en línea con el sistema de pronósticos de este Banco Central.

Al analizar el desempeño del IMAE se destacan las siguientes actividades económicas por la notoria expansión en su valor agregado durante el período enero-abril de 2022: hoteles, bares y restaurantes (39.9%), otras actividades de servicios (11.2%), manufactura de zonas francas (8.2%), transporte y almacenamiento (8.2%), comunicaciones (7.6%), administración pública (7.5%), salud (7.4%), comercio (7.1%), servicios financieros (6.5%), construcción (4.6%), entre otras.

La actividad hoteles, bares y restaurantes, en términos de valor agregado real arrojó una variación relativa de 39.9%, impulsada por la llegada de 1,943,493 extranjeros no residentes durante los primeros cuatro meses del año, equivalente a un crecimiento interanual de 181.2%, así como una tasa de ocupación promedio superior al 70%.

Es importante destacar que el total de visitantes no residentes en el mes de abril alcanzó un máximo histórico para ese mes de 626,010 turistas superando en 7.1% al total de turistas recibidos en igual mes de 2019, evidenciando niveles superiores a los registrados antes de la pandemia.

En efecto, el reciente comportamiento del sector constituye un gran logro para la República Dominicana, tal como fue destacado recientemente por la Organización Mundial del Turismo (OMT) en su reconocimiento al país como el número uno en el mundo en la recuperación del turismo, fruto de la efectividad de los esfuerzos del gobierno dominicano con el apoyo del sector privado para estos fines, que han permitido alcanzar cifras sin precedentes en la recepción de pasajeros desde septiembre de 2021 hasta la fecha.

Por otro lado, el Banco Central dijo que el comercio presentó una expansión interanual de 7.1 % en su valor agregado real durante los primeros cuatro meses de 2022, cónsono con el crecimiento de la producción local de bienes y del volumen de las importaciones comercializables, asociado al dinamismo del consumo privado.

De forma particular, cabe destacar que durante enero-abril de 2022 se observó un aumento de 19.3% en las ventas nominales de las principales cadenas comerciales y tiendas por departamentos del país con respecto al mismo periodo del año anterior, lo cual contribuye a sustentar el resultado de esta actividad.

La tasa de variación relativa de 8.2% registrada por la actividad transporte y almacenamiento responde al mayor flujo en el transporte terrestre de pasajeros, así como al dinamismo de los servicios de carga, cuyo comportamiento es cónsono con la expansión que muestra el volumen de producción de los sectores agropecuario, manufactura local y zonas francas, principales actividades que demandan dicho servicio.

Te puede interesar: Banco Central incrementa su tasa de política monetaria de 5.00 % a 5.50 % anual

En cuanto al desempeño de las zonas francas, el crecimiento interanual de 8.2% en el valor agregado real de este sector en los primeros cuatro meses de 2022 está asociado al incremento en las exportaciones de bienes bajo este régimen, las cuales alcanzaron un monto acumulado de US$2,494.6 en enero-abril para un crecimiento de 12.1% respecto al mismo cuatrimestre de 2021.

Particularmente en abril de 2022, el valor nominal de exportaciones de zonas francas alcanzó los US$664.2 millones, es decir, una cifra récord que lo posiciona como el mejor abril en la historia de este renglón.

En dicho resultado se destaca el desempeño de las exportaciones de equipos médicos, confecciones textiles y productos eléctricos, con alzas de 31.3%, 24.9% y 17.1%, respectivamente.

Este comportamiento refleja la efectividad de las políticas públicas diseñadas para promover este sector clave de la economía, además de la confianza de los inversionistas en el país. En ese sentido, cabe resaltar que en los primeros cuatro meses de 2022 se aprobaron 31 permisos para el establecimiento de nuevas empresas de zonas francas, las cuales proyectan crear aproximadamente 3,500 nuevos empleos directos.

En lo que respecta a la actividad de intermediación financiera, la misma registró una variación interanual de 6.5% en el período enero-abril de 2022, explicada en gran medida por la expansión de 13.5% registrada en la canalización de créditos al sector privado, los cuales se incrementaron en RD$177,570.5 millones con respecto al mismo período del 2021.

En este contexto de crecimiento saludable de los préstamos y buen desempeño de la actividad económica, el Banco Central ha estado llevando a cabo un proceso de normalización monetaria el cual incluye, entre otras medidas, la reducción del excedente de liquidez del sistema financiero a través de operaciones de mercado abierto y del retorno gradual de los recursos que habían sido otorgados durante la pandemia.

En el marco del plan de normalización de la política monetaria, el Banco Central ha incrementado de forma prudente y gradual su tasa de política monetaria de referencia en 350 puntos básicos desde finales del pasado año hasta la fecha, incluyendo la reciente decisión en la reunión de finales de mayo de 2022 del Comité de Operaciones de Mercado Abierto de incrementar su tasa de interés de política monetaria en 100 puntos básicos, de 5.50 % anual a 6.50 % anual.

De este modo, la tasa de la facilidad permanente de expansión de liquidez (Repos a 1 día) aumenta de 6.00 % a 7.00 % anual y la tasa de depósitos remunerados (Overnight) de 5.00 % a 6.00 % anual. Con estas decisiones monetarias se procura contribuir a que la inflación converja a la meta de 4.0% ± 1.0% en el horizonte de política monetaria.

Por otro lado, aseguró que el valor agregado de la construcción registró un aumento interanual de 4.6% en enero-abril 2022 respecto a igual lapso de 2021, variación que ubica el índice de volumen de la referida actividad un 18.5% más alto que en el mismo período del 2019 (pre-pandemia).

Este sector mostró un crecimiento interanual en abril de 0.9%, por efecto de la base de comparación en igual mes del año anterior cuando alcanzó un incremento anualizado de 538.1%, al ser uno se los sectores de mayor contribución a la recuperación de la economía desde el año pasado 2021.

Estos resultados reflejan que la construcción mantiene un comportamiento favorable, impulsando el dinamismo de la demanda agregada. El desempeño de esta actividad durante el 2022 ha estado sustentado por la ejecución de proyectos de desarrollo residenciales, industriales y turísticos de capital privado, así como de obras de ingeniería civil e infraestructura por parte del gobierno.

Respecto a la actividad agropecuaria, el Banco Central explicó que  la misma registró un crecimiento promedio de 1.5% en enero-abril 2022. Cabe mencionar que este sector se ha visto afectado por el alza de los precios de las materias primas y de los fertilizantes en los mercados internacionales, lo que se ha traducido en un aumento los costos de producción.

Ante este escenario, el Gobierno a través del Ministerio de Agricultura y dependencias, ha realizado ingentes esfuerzos implementando medidas para mitigar los efectos del entorno internacional adverso que ha encarecido los insumos, estimulando la producción del sector y garantizando la seguridad alimentaria del país.

Por otro lado, la disminución de 15.6% en el valor agregado de la actividad minera durante los primeros cuatro meses del 2022 responde a un menor rendimiento en la producción de oro, principal metal de extracción de los yacimientos en el país.

Sobre este particular, el Banco Central destacó que la principal empresa minera que opera en el país está actualmente inmersa en un proceso de inversión de US$1,400 millones para los fines de extender la vida útil de la mina de oro de Pueblo Viejo hasta el año 2044, lo que permitirá estabilizar la producción de oro a partir de 2023.

Durante enero-abril de 2022, los indicadores del sector externo continúan evidenciando una evolución favorable, caracterizada por el dinamismo de las remesas, las exportaciones la inversión extranjera directa y la recuperación del turismo.

Durante los primeros cuatro meses del año, las remesas recibidas alcanzaron un total de US$3,206.1 millones, superando en US$877.7 millones a las remesas recibidas en igual periodo de 2019.

Particularmente en el mes de abril, destacó el Banco Central, las remesas sumaron US$809.8 millones, reafirmando el establecimiento de un nuevo nivel de flujos de remesas mensuales en torno a los US$800.0 millones, proyectándose un ingreso de US$10,000 millones por este concepto para el presente año 2022.

Asimismo, las exportaciones totales de bienes exhiben un notable incremento interanual de US$604.5 millones durante enero-abril de 2022, sumando US$4,521.8 millones.

De las mismas, las exportaciones nacionales fueron superiores en US$334.5 millones (19.8%), mientras que las de zonas francas registraron una expansión interanual de US$270.0 millones (12.1%) al cierre del primer cuatrimestre de 2022 según las cifras preliminares, alcanzando los US$2,027.2 millones y US$2,494.6 millones, respectivamente.

Particularmente en el mes de abril, el valor nominal de exportaciones de zonas francas fue de US$664.2 millones, equivalente a una variación relativa de 14.9% respecto a abril de 2021.

Respecto a las importaciones totales, el Banco Central destacó que se observó un crecimiento relativo de 35.3% en enero-abril de 2022, equivalente a unos US$2,445.7 millones adicionales respecto al mismo cuatrimestre de 2021.

Durante este período, las importaciones petroleras aumentaron en US$810.0 millones (83.9%) y las no petroleras en US$1,635.7 millones (27.5%).

El Banco Central resaltó que el mayor flujo de divisas ha contribuido a mantener la estabilidad relativa del tipo de cambio, de tal manera que el peso dominicano mostró una apreciación de 4.2 % al cierre de abril respecto a diciembre de 2021.

En adición, el dinamismo en los ingresos de moneda extranjera ha permitido la acumulación de reservas internacionales, que para el cierre de abril de 2022 se colocaron en torno a los US$14,400 millones, representando un 13.5 % del PIB y el equivalente a 5.9 meses de importaciones. Estas métricas superan los niveles recomendados por el FMI, contribuyendo a que la República Dominicana mantenga una posición externa favorable. Para el cierre de 2022 se proyecta un déficit de cuenta corriente de alrededor de 3.0 % del PIB, el cual sería financiado con holgura por la Inversión Extranjera Directa (IED) que se espera alcance los US$3,500 millones en el presente año.

En cuanto al sistema financiero consolidado, el Banco Central explicó que al cierre del mes de abril de 2022 la rentabilidad anualizada sobre el patrimonio (ROE) se ubicó en 20.7%, mientras que la rentabilidad sobre los activos (ROA) fue de 2.4%. Asimismo, el cociente de liquidez fue de 26.7% y la morosidad de la cartera de créditos fue de 1.0%, lo que evidencia que el sistema se mantiene estable, con adecuados niveles de solvencia, liquidez y rentabilidad, así como un bajo nivel de riesgo de su cartera crediticia. En el caso de la banca múltiple,

la rentabilidad sobre el patrimonio (ROE) se ubicó en 23.0%, y sobre los activos (ROA) en 2.4%, con un coeficiente de solvencia de 16.4% y de morosidad en 1.0%. Como se puede apreciar, las perspectivas de la economía dominicana se mantienen favorables.

El Banco Central reafirma su compromiso de monitorear los factores de riesgo que pudiesen afectar a la economía dominicana para continuar reaccionando oportunamente para lograr la convergencia de la inflación al rango meta en el horizonte de política monetaria, en un escenario de crecimiento económico en torno a su potencial.

Author