Santo Domingo. República Dominicana. El gobernador del Banco Central de la República
Dominicana (BCRD), Héctor Valdez Albizu, puso en circulación el Informe de Estabilidad
Financiera 2021 para dar a conocer los principales resultados en materia de los riesgos que
puedan afectar el desempeño de las instituciones financieras y las políticas necesarias para
mantener la estabilidad del sistema financiero.

Valdez Albizu destacó que esta tercera edición del informe incorpora por vez primera
ejercicios de pruebas de estrés de cambio climático para el sistema financiero, los cuales
examinan los riesgos derivados de la ocurrencia de fenómenos atmosféricos y eventos
geológicos, tales como huracanes, tormentas, sequías, terremotos, entre otros, causados
por los cambios en los patrones del clima y su incidencia en la estabilidad de las entidades
financieras.

Asimismo, indicó que se incorporó un ejercicio de riesgo biológico, el cual examina la
resistencia de las entidades financieras ante la adopción de medidas de cuarentena y
restricciones sanitarias que pudieran ocasionar la suspensión de las actividades productivas y que, por efecto de dichas medidas, aumente la morosidad de los deudores y se reduzca la solvencia de las entidades financieras.

Valdez Albizu señaló que los principales resultados de este informe, en materia de riesgos de crédito, tasas de interés, tipo de cambio y liquidez,  sugieren que las entidades de intermediación financiera no presentan evidencia de vulnerabilidades significativas que puedan conducir a la disolución de una entidad de importancia sistémica o a la interrupción de la prestación de servicios financieros.

Añadió que los resultados de las pruebas de estrés indican que las entidades cuentan con suficiente capital para absorber las pérdidas que puedan ocurrir ante eventos extremos de riesgo hacia el 2022 y 2023.

En ese sentido, enfatizó que el patrimonio total de las entidades representa el 5.6% del PIB de la economía dominicana, superando los RD$302,552.6 millones de pesos al cierre de los estados financieros de 2021. Resaltó que, al 30 de junio de 2022, el patrimonio había superado los RD$322,293 millones de pesos, aumentando más de RD$20,000 millones en tan solo seis meses, un esfuerzo considerable por parte de las entidades.

Respecto a la evolución de las instituciones financieras no depositarias, correspondientes a
los emisores e intermediarios de valores, las sociedades administradoras de fondos de
inversión, las administradoras de fondos de pensiones y las sociedades de seguros; el
gobernador precisó que las mismas exhiben condiciones de estabilidad, alcanzando sus
activos totales el 5.0% del PIB, equivalentes a un 9.8% del total de activos de las entidades
de intermediación financiera.

Al respecto, señaló que los estudios de estos subsectores indican que los mismos exhiben un crecimiento balanceado, dentro del marco de recuperación de las actividades productivas y de las operaciones en los mercados financieros.

En términos de la política macroprudencial, Valdez Albizu indicó que el informe describe las medidas de política monetaria y financiera adoptadas durante la pandemia para mantener la estabilidad financiera, dentro de las cuales se destaca la provisión de liquidez por un monto de más de RD$215,000 millones (un 5% del PIB), para que las entidades de intermediación financiera canalizaran nuevos préstamos y refinanciamiento a los sectores productivos, hogares y MIPYMES, a tasas de interés de hasta 8% anual por un período entre 3 y 4 años.

Igualmente, informó que el documento provee un resumen del ordenamiento jurídico de los instrumentos de política macroprudencial que dispone la Administración Monetaria y
Financiera para reducir el riesgo sistémico y mantener la provisión de servicios financieros.

El gobernador dijo que el marco regulatorio ha continuado fortaleciéndose con el objetivo de continuar promoviendo el adecuado funcionamiento del sistema financiero, destacando los cambios regulatorios introducidos por la Junta Monetaria al Reglamento de Sistemas de
Pago y las modificaciones al Manual de Contabilidad para Entidades Supervisadas y al Manual de Requerimiento de Información, realizadas por la Superintendencia de Bancos, siguiendo los principios contables establecidos en las Normas Internacionales de
Información Financiera (NIIF), con miras a continuar promoviendo la transparencia, facilitar la comparabilidad de los estados financieros entre las entidades y automatizar el cálculo del índice de solvencia.

Resaltó además que el informe examina varios temas de actualidad para la política
financiera, tales como las finanzas verdes, la medición de los riesgos financieros derivados
del cambio climático, la relación entre el cambio climático y la estabilidad financiera, la responsabilidad de los bancos centrales ante el cambio climático, los ciclos financieros, así
como la banca sombra y los intermediarios financieros no bancarios.

Te puede interesar: Banco Central informa economía registra un crecimiento promedio de 5.5% en enero-julio de 2022

Puntualizó que, hacia el mediano plazo, se espera que la incertidumbre en torno a la
ocurrencia de un nuevo virus o nuevas variantes del COVID-19 disminuya a medida que
continúen los planes de vacunación en los países. Consideró que, a pesar de esto, existen
algunos factores de riesgo que podrían continuar incidiendo en la estabilidad financiera
global, como aquellos derivados de la ocurrencia de eventos climáticos extremos, las
tensiones geopolíticas en Europa del Este y Asia, la escasez en la producción de ciertas materias primas, el incremento de los costos de transporte marítimo, entre otros factores,
que han contribuido a las presiones inflacionarias de origen externo.

Valdez Albizu explicó que, para contrarrestar estos factores de riesgo, el Banco Central ha
estado implementando un plan de normalización de la política monetaria y financiera, a
través de incrementos de la tasa de interés de política monetaria, así como el retiro gradual
y ordenado del paquete de estímulo monetario otorgado durante la pandemia, lo cual ha
sido combinado con un mayor uso de las operaciones de mercado abierto para un manejo
más adecuado de la liquidez.

Reiteró que el Banco Central, en su rol de ejecutor de las políticas monetaria, cambiaria y
financiera, continuará monitoreando la evolución de los principales riesgos
macrofinancieros, evaluando la solidez patrimonial de las entidades de intermediación
financiera y tomando las decisiones necesarias, con el fin de recomendar medidas
oportunas, que contribuyan a preservar la estabilidad y el crecimiento de la economía
dominicana.

El Informe de Estabilidad Financiera se encuentra publicado de manera íntegra en el sitio
web del Banco Central de la República Dominicana (www.bancentral.gov.do). Esta edición y
todas las anteriores pueden ser descargadas vía el sitio web o accediendo con dispositivos
móviles a través del siguiente código QR. Las ediciones impresas pueden ser consultadas
en la Biblioteca Juan Pablo Duarte del Banco Central.

Author