Sea testigo de las noticias

Concierto “Un mundo, juntos en casa” recauda 50 MM de dólares para combatir el COVID-19

Los Ángeles. EE.UU. EFE. Más de un centenar de artistas y personalidades de la cultura y de la política se unieron este fin de semana bajo el lema “Un Mundo- Juntos en Casa”, un evento musical convocado por la OMS que, con el espíritu de los “Live Aid” de 1985, recaudó más de 50 millones de dólares para la pandemia del coronavirus.

Agradecimientos a los profesionales de la salud y eslóganes de esperanza fueron los mensajes más repetidos durante las ocho horas de actuaciones y discursos por redes sociales, que culminaron con un gran concierto televisado en el que estrellas como los Rolling Stones, Lady Gaga, Jennifer López, Paul McCartney y Stevie Wonder cantaron desde sus hogares.

Aunque el concierto benéfico buscó reunir donaciones para el Fondo de Respuesta por COVID-19, desde el comienzo se pidió a los espectadores que apartasen sus carteras, pues en esta ocasión la responsabilidad se dejó en manos de grandes empresas y líderes mundiales.

DESDE LAS CASAS DE LOS ARTISTAS PARA EL MUNDO

Así, la actuación que mejor resumió el espíritu del momento fue la de Taylor Swift, quien al final de la noche interpretó por primera vez su balada “Soon You’ll Get Better” -“pronto estarás mejor»-, con una letra dedicada a su madre en tratamiento por cáncer que en esta ocasión parecía un mensaje de aliento para todo el planeta.

La situación global por la pandemia estuvo muy presente durante la cita, en la que se proyectaron imágenes ciudades como París, Madrid, Londres, Nueva York o Buenos Aires completamente vacías.

Uno de los momentos más esperados fue la aparición de los Rolling Stones, quienes, si en sus casi 60 años de carrera les faltaba algo por hacer, sumaron a su lista una actuación muy peculiar- Interpretar por videollamada “You Can’t Always Get What You Want”.

Lo hicieron cada uno desde su casa, con la pantalla divida en cuatro. Mick Jagger comenzó a cantar con su guitarra acústica; Keith Richards -con una cerveza en la mesa- y Ronnie Wood se unieron después, y finalmente Charlie Watts tocó una peculiar batería construida con objetos cotidianos y mucha imaginación.

Fue una escena entrañable y casera que se repitió en cada una de las apariciones musicales.

Porque aunque la falta de público y de escenario hicieron de esta especie de “macroconcierto” una reunión sin cuerpo, los encargados de entretener al público no dejaron de ponerle alma.

Incluso la distancia social no impidió hacer colaboraciones como la de John Legend y Sam Smith, quienes versionaron juntos el clásico de Ben E.King “Stand By Me». Por temas clásicos también apostaron Jennifer López, que cantó “People” de Barbra Streisand en su jardín, y Lady Gaga, quien interpretó “Smile” de Nat King Cole al piano.

Hubo momentos para el español de la mano de Maluma, con su propia versión del “Carnaval” de Celia Cruz, y una aparición de J Balvin en la que dio consejos para evitar propagar el virus en inglés y español.

Desde invocar al “Carnaval” de la vida, hasta pedir que no se pierda la sonrisa (“Smile»), invitar a la unión de la gente (“People») o que pronto todo se recupere (“Soon You’ll Get Better»), los títulos de las canciones escogidas construyeron el mensaje de la jornada.

También podría gustarte