Santo Domingo. Muchos fenómenos naturales que golpearon al país fueron utilizados como “escudo protector” para justificar cuantiosas sumas de dinero que recibieron Ángel Rondón y Víctor José Díaz Rúa de parte de la Constructora Norberto Odebrecht, al declararse de urgencia varios proyectos en violación a la ley, señala la acusación de la Procuraduría General de la República.

El expediente refiere que el 10 de agosto de 2010 fue un día histórico en la organización compuesta por los imputados Díaz Rúa y Ángel Rondón Rijo, ya que el primero valiéndose de su calidad de ministro de Obras Públicas emitió una resolución de urgencia para la construcción del túnel de la UASD y de la carretera Río Jarabacoa.

La Procuraduría establece que en la gestión de Díaz Rúa fue una práctica constante la declaración de urgencia en la construcción de proyectos para justificar la violación de la Ley 340-06 de Compra y Contrataciones de Bienes, Servicios, Obras y Concesiones, como fue el caso de la carretera Río Jarabacoa, cuya construcción fue aprobada de inmediato por un monto de 71 millones 538,760 dólares.

Las partes se pusieron de acuerdo para que a dicho contrato se le realice una adenda irregular, con la finalidad de ajustar el contrato en precios y cantidades, llevando el monto total de la obra a 100 millones 545,358 dólares, con lo que se excedía en más de un 25% el monto del contrato original, precisa.

La acusación añade que en una adenda “mostrenca”, como en otras realizadas en diferentes fechas, se consignó un 2% del monto total de la obra para el imputado Ángel Rondón Rijo de parte de la Constructora Norberto Odebrecht, recibido a través de la empresa “pantalla” Lashan Corp, que hizo la suma de un millón 430,75 dólares.

Casabito

La construcción de esta carretera inició el 28 de noviembre de 2007. Con la adenda 6 al contrato de construcción del Proyecto hidroeléctrico Pinalito, en la obra contratada se incluyen los trabajos de rehabilitación de la carretera Constanza tramo Cruce Autopista Duarte-Casabito-Constanza; el entonces vicepresidente ejecutivo de la CDEEE, Radhamés Segura, y Díaz Rúa contratan la constructora para la referida vía.

El expediente explica que el 26 de diciembre de 2007, aprovechando una declaratoria de “estado de emergencia”, Díaz Rúa suscribe un contrato con la constructora Norberto Odebrecht sin licitación y sin ningún tipo de formalidad, “más que el soborno recibido”, otorgando a la citada empresa la rehabilitación de la carretera Constanza-Tramo Cruce Autopista Duarte-Casabito-Constanza.

El monto contratado fue de 40 millones 553,690 dólares, de los cuales 11 millones 512,584 dólares fueron dispensados por la CDEEE, y 29 millones 41,106 dólares por el Ministerio de Obras Públicas.

En comunicación del 3 de noviembre del 2009, suscrita por Marco Antonio Vasconcelos Cruz, gerente de Odebrecht, se verifica que el imputado Rondón Rijo recibió 924,97 dólares, provenientes de cuentas destinadas por Odebrecht para sobornar.

No conforme con los montos recibidos, agrega, el imputado Díaz Rúa el 30 de junio de 2009 firmó una adenda al contrato para la rehabilitación del citado tramo carretero, aumentando 10 millones 138,422.61 dólares.

Cuatro meses después, alegando una supuesta situación de deterioro por las lluvias de febrero y mayo, el imputado suscribió un nuevo contrato con Odebrecht para la rehabilitación de la misma carretera Constanza Cruce Autopista Duarte, por un monto de 46 millones 204,854 dólares. (Domingo Berigüete/El Nacional).
Author

Periodista, Locutor, RRPP, Productor radial. Vicepresidente Academia Dominicana de Periodistas de Arte y Espectáculos (Adopae). Editor periódico El Nacional. Miembro de la Academia Latina de la Grabación (Grammy Latino).