Santo Domingo, Todo luce indicar, según los informes obtenido por este medio, que los congresistas Eduardo Estrella y Alfredo Pacheco serán los presidentes del Senado y de la Cámara de Diputados de la República Dominicana, respectivamente, a partir del próximo 16 de agosto, encabezando así la ceremonia de juramentación de Luis Abinader como nuevo presidente de la nación.

El ingeniero Eduardo Estrella, fundador y líder del partido Dominicanos por el Cambio, fue el candidato a senador más votado, en los pasados comicios, alcanzando cerca del 70 por ciento de los sufragios para representar a la provincia de Santiago de los Caballeros, derrotando al actual incumbente julio Cesar Valentín, quien llevaba 10 años en el cargo, desde el 2010.

Eduardo Estrella, senador.

Pacheco, reelecto como diputado por el Partido Revolucionario Moderno, en la Circunscripción #2,  del Distrito Nacional, obteniendo la mayor votación en la misma.

Según las fuentes, el electo senador por Santiago de los Caballeros, no tuvo que cabildear la candidatura, ya que, entre los acuerdos para aceptar la candidatura, estaría el apoyo de los líderes del PRM, Hipólito Mejía y del entonces candidato presidencial Luis Abinader, para ocupar, por lo menos, el primer año, la presidencia de la Cámara del senado.

En el caso de Alfredo Pacheco, este logró su virtual elección a la presidencia de los diputados, mediante un trabajo casa por casa y cara a cara con la mayoría de los diputados electos del PRM y muchos de los aliados, quienes ven en el veterano legislador el adecuado para conducirlos en los trabajos legislativos en este primer año de gobierno perremeísta.

Estrella, cuenta con amplia experiencia en el manejo del Estado, ya que fue secretario de Obras Públicas, candidato presidencial en dos ocasiones y senador por la provincia de Santiago en una ocasión.

Mientras que Pacheco, inicia su quinto periodo como diputado, habiendo presidido dicha cámara por tres años y ocupado la vocería de su bloque en más de 10 años. Tiene en haber dos periodos como Regidor del Distrito Nacional, cuando era todo el Gran Santo Domingo de hoy

Es considerado un conciliador entre las distintas fuerzas políticas con representación congresual, herramienta que le asegura el logro de una conducción armoniosa de los trabajos legislativos.

Fuente: periodismoysociedad.net

Author