Santiago. El Arzobispado consideró que es saludable la decisión del Gobierno de prolongar el toque de queda por 20 días más, tras considerar que la medida busca detener el número de personas contagiadas a causa del COVID-19.

Estima que dicha medida es positiva “porque busca detener el número de personas contagiadas a causa de dicha pandemia”. El planteamiento estará contenido en el editorial del semanario Camino del próximo domingo, titulado “Cuidado con la presión”.

Dice que en el país es necesario que las autoridades den prioridad a la salud de la población por encima de los intereses económicos y, sobre todo “en esta época del año donde comienzan a soplar aires navideños”.

El seminario católico destaca la presión que están ejerciendo “algunos sectores para que en diciembre se disminuyan las horas del toque de queda, asimismo señala la indisciplina con el uso de mascarillas y el distanciamiento físico, que “está llegando a niveles de libertinaje”.

Ante ese reclamo, Camino pregunta qué será cuando en Navidad se eche la puerta por la ventana, con gente en jolgorio y un bacanal permanente.

Para a seguidas agregar que “el descontrol social sería una catástrofe y las consecuencias de contagios y muertes, las vamos a lamentar”.

Camino sugiere al Gobierno escuchar las voces sensatas y prudentes para responder a la altura que demandan las circunstancias, frente a la realidad que ha traído la covid.

Fuente: El Nacional/Ricardo Rodríguez Rosa.

Author