Santo Domingo. José Antonio Rodríguez no pudo encontrar mejor escenario que el centro del corazón del Jardín Botánico de Santo Domingo para la presentación de su nuevo hijo musical.

El bautizo de “Una más”, un disco identitario del estilo del reconocido cantautor contó con el padrinazgo de un público amante de la buena música en una noche romántica al aire libre.

Rodríguez subió el pasado miércoles a aquel escenario ecológico de la mano de “Así sea solo”, tema que inicia el álbum y con ella sus primeras palabras para compartir algunos consejos que en su niñez le dieron sus padres.

“Aprende a vivir con poco y que lo poco que tengas para vivir sea suficiente para sonreír, porque solo la felicidad es el reflejo de la vida que te espera y la que vives”, le aconsejó un día su padre.

Tras estas palabras entregó “Casi caes”, seguido de “Canta corazón”, tema premiado con vivas y aplausos por un público que durante el concierto no dejó de expresar su admiración por esta nueva propuesta del cantautor y embajador dominicano ante la Unesco.

Visiblemente complacido por el apoyo continuó con “Si te digo que”, y “Te vas pero me dejas”, canción que interpretó junto a uno de sus invitados de lujo: el cantautor y cómplice de muchos íntimos conciertos, Carlos Luis.

Emocionado y feliz por aquel reencuentro con sus seguidores Rodríguez introdujo cada canción con una anécdota o una confesión como aquella de que “es verdad que hubiese querido ser un famoso artista con la capacidad de llenar grandes teatros, pero me he gozado de muchos amigos artistas que lo hacen por mí y algunos cantando mis canciones”.

Y recordó aquel impasse, reseñado por los medios de entonces en que programadores radiales cerraron las puertas a sus canciones por negarse a pagar para sonar.

“Es verdad que negarme la radio por oponerme a la ‘payola’ dejó en mis labios un amargo sabor a derrota que me acompañó por largas horas y momentos que se repetían con cada nuevo intento hecho disco, hablo de mi música dentro de la programación en la radio”, confesó.

Pero aclaró, para aquellos que aún no lo saben, que un disco “no es un capricho, es un sueño que abandona la almohada y nos despierta, y despiertos nos llena de sueños. Un disco busca un medio más amplio que el tocadiscos,…busca llegar a oídos distantes, a gustos diferentes,…busca vivir más allá de las manos que lo crearon y para eso necesita del medio”.

Después de más de 40 años dijo, sigue creyéndose un artista y teniendo la suerte de, aferrado a la felicidad, ser capaz de meterse al estudio y completar su octava producción discográfica sin necesidad de la radio.

Pero, no vayan a pensar que esa acción injusta y mezquina le ha quitado a mi rostro y a mi alma la felicidad, no, solo entendí que a mí música le mostraron otro camino y era éste,…el de cantar mirando a quien escucha. Gracias a ustedes que ocupan uno de los 400 asientos,…oídos capaces de conocer las canciones fuera de la radio de un hombre con poco, pero que poco a poco es capaz de seguir dando y creyendo. Y,…saben? Somos muchos”, concluyó el artista para continuar entregando sus canciones.

Aunque se trataba de la presentación de su nuevo álbum llegaron títulos de otras producciones como la infaltable “Como un bolero”, que le fue arrebatada por el público; seguida de “Por poco”, “Antes de las siete”, “Algo está pasando” y “A quién más voy a querer”.

Momento especial se vivió cuando Víctor Víctor lo acompañó en “Déjame”, tema grabado con Pablo Milanés, quien viajaría desde Cuba para estar presente en el concierto, pero se vio obligado a suspender por el paso del huracán Irma en Cuba.

“Muchacha en flor”, tema dedicado a su hija cuando se enamoró por primeva vez y “Una más”, que da nombre al disco, pusieron fin a una noche romántica, íntima y cómplice entre artista y fanáticos.

Benéfico

El concierto “Una más”, además de lanzar el disco tuvo como propósito recaudar fondos para la Fundación Nido de Ángeles. Bajo la producción de José Antonio Rodríguez hijo (Nono).

Acompañamiento

Además de los jóvenes músicos de la filarmónica que lo acompañó, José Antonio Rodríguez contó con Miguel Núñez, en el piano; Guy Frómeta, en la batería; Héctor Santana, en el bajo, Federico Méndez, en la guitarra y David Armengot, en la percusión. (José Antonio Aybar F./El Nacional).

Author

Periodista, Locutor, RRPP, Productor radial. Vicepresidente Academia Dominicana de Periodistas de Arte y Espectáculos (Adopae). Ex Presidente Acroarte. Editor El Nacional. Miembro de la Academia Latina de la Grabación (Grammy Latino).