Santo Domingo. Hoy se cumplen 42 años de uno de los crímenes que más han conmovido a la opinión pública: el cobarde asesinato del periodista Orlando Martínez. Desde aquel fatídico 17 de marzo de 1975, cada aniversario del alevoso crimen constituye una fecha para reflexionar sobre el ejercicio del periodismo.

Antes que permanecer indiferente a las violaciones y atentados a las libertades públicas, Martínez optó por jugarse cada día la vida en defensa de las prerrogativas ciudadanas.

No desafiaba la intolerancia y el terror que primaba en esos tiempos, sino que cumplía la misión que le competía como profesional al abordar la problemática social, política y económica de la nación.

Como el Gobierno del entonces presidente Joaquín Balaguer no pudo doblegarlo a través de sus múltiples recursos, entonces lo silenciaron físicamente.

Cuando lo mataron, Martínez escribía en El Nacional la columna Microscopio, una de las más leídas, y dirigía la revista !Ahora! Además de luctuoso, cada aniversario de su asesinato es un día para reflexionar sobre este oficio. (Primera Fila/El Nacional).

Author

Periodista, Locutor, RRPP, Productor radial. Ex Presidente Acroarte. Editor El Nacional. Miembro de la Academia Latina de la Grabación (Grammy Latino).