Sea testigo de las noticias

Philip Morris Dominicana y MUDE concluyen programa de apoyo a jóvenes vulnerables de Santo Domingo

Santo Domingo. Philip Morris Dominicana (PMDO) y la organización Mujeres en Desarrollo (MUDE), concluyeron la ejecución del proyecto “Apoyo Psicosocial a Jóvenes que viven en las calles de sectores vulnerables de Santo Domingo”, del que se beneficiaron cientos de jóvenes de distintos sectores.

Con este programa, PMDO y MUDE buscaron, por medio de un plan de conversatorios, talleres y acompañamiento, mejorar las habilidades para la vida de jóvenes en situación de vulnerabilidad y riesgos, al tiempo que se les sensibilizó sobre la importancia de diseñar un proyecto de vida y de prevenir comportamientos de riesgo.

Con el programa (originalmente diseñado y concebido para 200 jóvenes) alcanzó a un total de 634 matriculados, residentes en los sectores de Cristo Rey, La Ciénaga, La Zurza y del Batey Bienvenido, dividido en tres módulos conducidos por un equipo de facilitadores expertos.

De este grupo, fueron seleccionados los más destacados para participar de pasantías en el sector empresarial que eventualmente ayudarán a su inserción en el mercado laboral dominicano. Otros, salen del programa con emprendimientos personales contando con la asesoría de profesionales y técnicos de MUDE.

Los jóvenes y adolescentes participantes fueron identificados en base a su perfil, con énfasis en los que realizan trabajos informales (limpiadores de cristales de automóviles, lavadores de vehículos, limpiabotas, vendedores ambulantes, acompañantes de adultos que deambulan por las calles), para construir una estrategia de abordaje acorde al contexto, motivándoles a unirse al programa.

“Philip Morris Dominicana mantiene su compromiso de trabajar por mejorar vidas. Con programas como este no sólo se crean oportunidades para los jóvenes en sectores donde existen vulnerabilidades, sino que también se siembra para el bienestar y futuro de nuestro país”, dijo Roberto Yunen, Director General de PMDO.

El proyecto contempló la creación y equipamiento de una Casa Comunitaria, ubicada en el sector de Cristo Rey, de Santo Domingo, como espacio desde el que los adolescentes y jóvenes desarrollaron las actividades previstas en el proyecto.

“El valor de programas como este es que da jóvenes y adolescentes que se sienten destinados a la pobreza oportunidades y opciones que antes no tenían para dar un propósito a su vida por medio de un plan que puede cambiarlos para siempre”, afirmó Petruska Luna Patxot, Directora Ejecutiva de MUDE.

También podría gustarte