¿Por qué sigue siendo influyente Tupac Shakur?

A 20 años de su asesinato en Las Vegas, la figura de Tupac no parece encoger en la memoria colectiva

El rapero fue asesinado en la cima de su carrera por un asaltante que a día de hoy sigue sin ser identificado. Abundan las teorías y especulaciones, pero parece haber un consenso en torno a la idea de que fue asesinado por una banda rival en un ajuste de cuentas.

La figura de Tupac sigue siendo influyente porque desafió todos los estereotipos posibles. Irrumpió en la música estadounidense a finales de los 80, cuando la figura deljoven hombre negro era demonizada por el establishment como el causante de la oleada de crimen y narcotráfico que asolaba a Estados Unidos.

En medio del pánico moral en el que estaba sumida la clase media caucásica, Tupac apareció como un héroe inesperado.

Criado en una familia con una gran influencia de las Panteras Negras —su madre y su padrino eran miembros importantes—, Tupac recibió su nombre de un rebelde de origen Inca, José Gabriel Condorcanqui Tupac Amaru, que lideró una revuelta contra el imperio español en el siglo XVIII de proporciones, por extensión geográfica y mortalidad, mayores que la Guerra de Independencia estadounidense.

Desde muy temprana edad, Tupac empezó a despuntar como un niño inteligente y sensible. En su infancia comenzó a llevar un diario en el que escribía poesías y pronto fue aceptado en un instituto de artes dramáticas donde aprendió ballet, actuación y desarrolló su poesía.

Criado en un barrio marginal de Baltimore —una ciudad con una violencia excepcional—, Tupac conoció la pobreza, el crimen y la brutalidad policial de primera mano.

Rápidamente asumió y comprendió el poder de los medios para influir en la opinión pública y teorizó que si las imágenes de brutalidad procedentes de la guerra de Vietnam habían animado a la población estadounidense a ponerle fin al conflicto, él reflejaría en su música la brutalidad de los barrios marginales y la sociedad reaccionaría.

La particularidad de Tupac es que era un poeta excepcional —su single Dear Mama fue una de las primeras canciones de rap conservadas en la Biblioteca del Congreso—, y sus letras contenían una profundidad emocional que contrastaba con su imagen de thug —matón o pandillero—.

Consiguió convertirse en un artista inclasificable, que no podía ser encasillado ni como matón ni como delicado artista. Enmarcado en una tradición romántica, Tupac fue casi la última persona del siglo XX que supo combinar las armas con las letras.

Gracias a su activismo y su talento, Tupac supo convertir las luchas por los derechos civiles en música popular. (elpais.com).

También podría gustarte