Sea testigo de las noticias

¿Qué es el estrés y cómo manejarlo?

Santo Domingo. El estrés se ha convertido en una palabra muy utilizada en las últimas décadas, pero ¿qué es el estrés? Es una respuesta del cuerpo tanto físico, mental, como emocional cuando un individuo se enfrenta a situaciones con demandas ambientales elevadas que sobrepasan la capacidad del mismo para sobrellevarlas.

Una cantidad adecuada de estrés, tanto en frecuencia como en intensidad, es positivo. A este estrés le llamamos estrés, que se refiere a cuando un individuo alcanza un nivel óptimo de activación para realizar las actividades necesarias a las cuales se enfrenta en el día a día. Cuando el estrés sobrepasa o activa de manera excesiva al individuo, deja de ser productivo, lo que llamamos distrés.

Elisa Roldán Guerrero

La mayoría de los autores definen el estrés en otros dos tipos: el episódico y el crónico. El estrés episódico es más activo y adaptable pues ocurre momentáneamente, no se posterga en el tiempo y culmina luego de resolver la situación que lo provoca.

Un estrés crónico se presenta de manera más frecuente y constante cuando los factores estresantes son mayores y no desaparecen hasta que el individuo logra afrontar la situación.

Este último puede causar sobrecarga emocional, reducción del ritmo de productividad, inseguridad y conflictos en las relaciones interpersonales.

Últimamente, dada la situación actual de la pandemia, las personas se están viendo cada vez más afectadas por este tipo de estrés donde el factor estresante se mantiene prolongado y constante, limitando cada vez más las posibilidades de acción.

Es cierto que la personalidad es un aspecto que influye en la manera como los individuos manifiestan el estrés. Una persona comunicativa y proactiva, busca ayuda de los demás y es capaz de encontrar otros recursos para resolver los problemas.

Una persona introvertida y restrictiva carga el peso completo de la situación y evita preguntar o apoyarse en los demás. No obstante, cualquier persona puede aprender a regular el estrés o prevenir agravarlo, todo depende de como sea manejado y afrontado. Para esto existen algunas técnicas que se pueden dividir en cuatro aspectos:

    1. Técnicas generales: Esto se refiere a llevar una dieta saludable incluyendo ejercicio físico y descanso adecuado. Incluye también establecimiento de horarios, fijarse objetivos realistas a corto plazo, contar con tiempo de ocio y tener claros los valores personales.

 

    1. Técnicas cognitivas: Tienen la finalidad de transformar el diálogo interno del individuo, cambiar el pensamiento sobre exigente o devaluativo y mejorar la autoestima.

 

    1. Técnicas fisiológicas: Estas técnicas ayudan a controlar la sintomatología física causada por el estrés. Se refieren a técnicas de respiración adecuada, técnicas de relajación muscular y meditación o yoga.

 

  1. Técnicas conductuales: El propósito de estas técnicas es generar comportamientos adaptativos para la situación a resolver. Incluye la comunicación asertiva con los demás, la habilidad de expresión emocional y la empatía. También se refiere a las habilidades de solución de problemas donde se logra delimitar el problema de manera adecuada, eligiendo una estrategia y sus posibles alternativas y poniendo el plan de acción en práctica. Otras técnicas incluyen la gestión del tiempo y las estrategias de delegación.

Si sientes que el estrés está afectado tu vida, no dudes en contactar con un psicólogo para orientarte y ayudarte a solucionar tu situación.

 

Elisa Roldán Guerrero

Psicóloga Clínica

También podría gustarte