Nueva York. El Rey Supremo de la Bachata, Luis Vargas, recibió un gran respaldo de la comunidad dominicana residente en esta ciudad durante la celebración el pasado sábado de sus cuatro décadas de trayectoria artística en el emblemático teatro United Palace.

Y si bien Vargas se mostró feliz durante todo el trayecto del concierto en el que contó con el apoyo de colegas, tanto en vivo como a través del vídeo, casi al final del show fue sorprendido por Romeo Santos, quien se había excusado por “compromisos previos”.

Fue el momento cumbre de una puesta en escena que contó con imágenes y videos de la vida artística de Vargas, con llamativos elementos en una línea gráfica que le dio mayor vistosidad a la producción artística de Edilenia Tactuk.

Te puede interesar: Roban caja fuerte en residencia del bachatero Luis Vargas

A las 8:45 de la noche el artista inició un recorrido con Yo mismo la vi, una de sus acostumbradas bachatas de desamor que daba un guiño de lo que se esperaba del extenso repertorio: “Quién me ensalma este dolor y en especial tristeza, Yo sufriendo amargamente arde en llamas mi cabeza, Y aunque no tengo testigos no cabe duda que sí, No fue que me lo dijeron fue que yo mismo la vi”.

El público se la robó, él cedió y desde entonces la complicidad fue el acuerdo establecido para una noche de música y baile.

Luego de Hipócrita y Como a las 10, Vargas agradeció el apoyo del público y le compartió que cuando inició en la música no tenía la intención de convertirse en el artista que es hoy, algo que jamás soñó que ocurriría, sino “de ser un artista, un músico que pudiera expresar mis sentimientos a través de mis canciones”.

El dolor, De ti me separo, Bella idiota y Niña Loca dieron paso al primer invitado de la noche: El Papá de la Bachata, don Luis Segura, quien fue recibido de pies por el público que así se mantuvo mientras el artista interpretaba el superéxito Pena.

Aplausos, peticiones de temas de parte de los fanáticos y ocurrencias de Vargas, quien entre una y otra canción se daba un trago a “pico de botella”, debido a que “el bachatero que no bebe romo no es bachatero” y a seguidas presentó el tema Tranquila, un son, dijo, “para que sepan que también hacemos otras cosas”, dando un giro al repertorio y en el que se hizo acompañar de una pareja de baile.

Tras esto, con los primeros acordes de Yo no muero en mi cama se escuchó la voz inconfundible de Alex Bueno, quien provocó la algarabía y los aplausos del público que también lo acompañó en esta interpretación, entre gritos, aplausos y baile.

Luis Segura, El Papá de la Bachata, fue ovacionado de pie al compartir con El Rey Supremo de la Bachata, Luis Vargas en el teatro United Palace.
Luis Segura, El Papá de la Bachata, fue ovacionado de pie al compartir con El Rey Supremo de la Bachata, Luis Vargas en el teatro United Palace.

Más invitados

Además de Luis Segura y Alex Bueno, Luis Vargas contó con invitados como Joel Insuperable (Si tú me dejas), Alcover y Anonimus (Último cliente); Judy Santos (Estoy condenado), Kalimete, Jon Z (Yo muero bebiendo).

El Chaval de la Bachata y  Elvis Martínez, por tener compromisos previos no pudieron estar presente en el evento, pero expresaron su admiración por Luis Vargas a través de la magia del video.

Cerca de las 11:30 de la noche y cuando el veterano bachatero comenzó a interpretar Los últimos, tema incluido en el álbum “Utopía”, un hombre abandonó su asiento del teatro, caminó hacia el escenario y al subir se despojó de una mascarilla negra. Era Romeo Santos, quien, con tiempo  le había informado a Vargas que no podía acompañarlo en tan importante fecha.

El Rey Supremo de la bachata se lanzó al suelo, se levantó y abrazó a Romeo Santos. La algarabía se apoderó el recinto, tanto que las voces de ambos cantantes no se escuchaban.

Lenny Santos y El Rey Supremo de la Bachata, Luis Vargas.
Lenny Santos y El Rey Supremo de la Bachata, Luis Vargas.

Vargas detuvo la música para reiniciar la canción y Romeo aprovechó para decir que “sin este hombre, mi tío en la bachata, Aventura, Prince Royce, yo y otros, no existiéramos. Un fuerte aplauso para mi tío, Luis Vargas”.

Una noche memorable para Luis Vargas, para la bachata, para un público fiel que ha sido protagonista del crecimiento artístico de uno de los exponentes más populares del género, y para la empresa The Cerro Group.

Duelo de guitarras

Sin duda alguna la “Guerra de guitarras”, un duelo entre el veterano bachatero y Lenny Santos, ex miembro de Aventura, levantó de sus asientos a la gente que fue protagonista de una descarga de cuerdas pocas veces vista.

Lenny demostró por qué  es uno de los principales responsables del sonido urbano de la bachata contemporánea, un experimentador y revolucionario que hace gala de una destreza exultante.

Author

Periodista, Locutor, RRPP, Productor radial. Vicepresidente Academia Dominicana de Periodistas de Arte y Espectáculos (Adopae). Editor periódico El Nacional. Miembro de la Academia Latina de la Grabación (Grammy Latino).