El exvocalista de la orquesta de Luis Ovalles falleció el pasado domingo en Moca, su ciudad natal

Santo Domingo. “Déjenme vivir mi vida, yo no soy malo con nadie, déjenme vivir mi vida, yo no soy malo con nadie, que soy un borracho, que soy un perdido, que soy mujeriego, que soy un bandido, yo vivo mi mundo, yo soy vagabundo”.

La radio nacional despertó un día con el estribillo de esta canción que en poco tiempo se convirtió en un himno en calles y callejones, en la muy afinada voz de uno de los vocalistas de la orquesta de Luis Ovalles.

Vagabundo era interpretada por Charlie Amarante quien formaba parte, desde su génesis, de la orquesta del maestro Ovalles, con quien, en 1969, integraba la agrupación Los juveniles de Moca.

El tema fue una premonición de lo que sería la vida de Amarante en los años por venir.
Pasado el tiempo y con la orquesta de Ovalles retirada del ambiente musical, Charlie Amarante tuvo problemas de alcoholismo.

Hace unos años los medios de comunicación publicaron la situación que atravesaba el artista en Moca, lo que llamó la atención del exministro de Educación, Carlos Amarante Baret, quien lo llevó a un proceso de desintoxicación y luego lo empleó en el área de seguridad de una escuela en Santo Domingo.

Poco después regresó a Moca y recayó en el alcohol. El pasado domingo volvió a ser noticia y el merengue a vestirse de luto con su fallecimiento.
Al ofrecer la noticia, Luis Ovalles recordó su relación con el también intérprete de La fosforera.

“Charlie fue un hermano, todos los temas que tenían cierta relevancia yo se los daba a él. Yo lo puse como principal vocalista porque su lealtad en todo momento estaba conmigo”, recordó.

Aunque ingresó a la agrupación como conguero un día de grabación del tema Palo bonito Luis se dio cuenta de las condiciones vocales de su compañero. “Él empezó a cantarlo y me gustó más con él que con el cantante original y le dije que lo grabara”.

Además de Vagabundo y La fosforera Charlie, quien se destacó como conguero y cantante, interpretó éxitos como Se fue la luz, Se hunde el barco, La ley del embudo, y otros que hoy forman parte del legado musical al merengue.

Charlie Amarante fue sepultado este lunes en la tierra que le vio nacer y en una que otra emisora del Cibao se le escuchaba cantar Vagabundo.

Author

Periodista, Locutor, RRPP, Productor radial. Vicepresidente Academia Dominicana de Periodistas de Arte y Espectáculos (Adopae). Editor periódico El Nacional. Miembro de la Academia Latina de la Grabación (Grammy Latino).