Miami. La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) condenó el bloqueo en Nicaragua de la señal por cable del canal de noticias CNN en Español. La organización consideró la medida «otro ejemplo grotesco de censura y persecución» a medios internacionales, después de que eliminó «al periodismo independiente nicaragüense».

La señal de la cadena estadounidense fue sacada del aire el 21 de septiembre en la noche. CNN anunció que continuará el servicio a través de su portal y canal en Youtube, y que no tuvo respuesta tras contactar a las compañías privadas internacionales operadoras de cable.

«Estamos ante otro ejemplo grotesco de censura y persecución del periodismo independiente en Nicaragua», expresó el presidente de la SIP, Jorge Canahuati.

Canahuati, presidente ejecutivo de Grupo Opsa, de Honduras, añadió que «el régimen continúa con su proceso de aislamiento, esta vez al atacar a medios internacionales después de que eliminó al periodismo independiente nicaragüense».

En la próxima asamblea en Madrid, del 27 al 30 de octubre, la SIP abordará el papel que juegan las empresas privadas de telecomunicaciones que se ven obligadas por los gobiernos autoritarios a bloquear señales y páginas webs de medios nacionales e internacionales.

El presidente de la Comisión de Libertad de Prensa e Información, Carlos Jornet, consideró «evidente que el régimen escudriña y continúa cerrando el cerco a los espacios de comunicación que quedan y a los que logran penetrar en el país».

Jornet, director periodístico de La Voz del Interior, añadió que «se trata de una grave violación de los derechos fundamentales a las libertades de expresión y de prensa».

La arremetida contra la cadena internacional se suma a los ataques que ha venido padeciendo la prensa en el país, tales como la cancelación desde 2007 de 54 medios, entre radios, canales, impresos y digitales; la confiscación y robo de La Prensa, Confidencial y 100% Noticias; el exilio forzado de 140 periodistas y las condenas contra los periodistas Miguel Mora, Miguel Mendoza y Jaime Arellano, y de los directivos de La Prensa: Cristiana Chamorro Barrios, Pedro Joaquín Chamorro Barrios y Juan Lorenzo Holmann, vicepresidente regional de la SIP en Nicaragua. Así también la clausura de unas 1.800 organizaciones no gubernamentales, entre otras acciones.

Te puede interesar: La SIP repudia asesinatos contra periodistas en Haití y Estados Unidos

Los directivos de la SIP reiteraron su respaldo a las acciones contempladas en la Declaración sobre Nicaragua, destinadas a impulsar el restablecimiento de la libertad, la democracia y las garantías del Estado de derecho en el país.

La SIP es una organización sin fines de lucro dedicada a la defensa y promoción de la libertad de prensa y de expresión en las Américas. Está compuesta por más de 1.300 publicaciones del hemisferio occidental; y tiene sede en Miami, Florida, Estados Unidos.

Author