Sophia Loren desafía el tiempo y la juventud, con La vida ante sí

0

Sophia Loren, una de las actrices más celebradas del cine italiano, y de quien no se disfrutaba nada desde hace once años cuando hizo un secundario en Nine, (2009), dirigida por Rob Marshall, llega ahora como coprotagonista de La vida ante sí, un drama social, a pesar de su excesivo número de personajes discriminados.

El resultado en pantalla, no obstante, esta profusión excesiva de personajes bajo signo de la represión social, es satisfactorios por mucho más que la presencia de la diva italiana.

Se trata de un drama emotivo y social con fuerza, despliegue de recursos y un aleccionador mensaje de la trascendencia del vínculo humano cuando supera temperamentos irascibles y diferencias nacionales.

Loren  muestra que su renombre no se basa ni en la imagen femenina seductora, ni en la tersura de una piel joven, ni en la luminaria mediática que recargo periódicos y revistas con la fuerza indefinible de sus impresionantes y grandes ojos.

Ponti logra hacernos disfrutar la progresiva la relación de Madamme Rose (S. Loren) con Momo, (Ibrahima Gueye), un chico de 12 inmigrante senegalés de doce años, vinculación construida con inteligencia y sensibilidad, y que lo reivindica desde un quehacer delincuencial infantil a la consagración de una solidaridad humana increíblemente bien desarrollada.

Ambos proporcionan dos actuaciones viscerales y sinceras, respaldadas por un elenco de apoyo que sabe ocupar el justo lugar para dar trascendencia a la historia.

La vida ante si es una experiencia de cine en casa que debe ser disfrutada, pero con un granito de sal.

Pero nos resulta abrumador la cantidad de subtramas de discrimen que nos plantea el filme, que pretende ser un manifiesto multiuso que plantee y promueva el prejuicio y el tabú contra: personas de tercera edad, negros refugiados africanos, inmigrantes de Medio Oriente, judíos escapados del Holocausto, personas transgénero, mujeres vulnerables…. Es mucho emancipar prejuicios desde una sola película, por muy Netflix que sea.

No están descaminados los vaticinios que ubican a la Loren en la lista de nominadas al Oscar 2020, al igual que a Laura Pausini, por su ensimismante e intimista canción tema (Lo si) una pieza de perfil tan alto y firme que podría también estar en los listados de la Academia.

Edoardo Ponti, hijo del fenecido productor de cine italiano Carlos Ponti, esposo de la Loren, logra construir una historia de empatía y afecto que se establece gradual y sólidamente entre los dos personajes centrales.

La vida ante si es ese cine que nos devuelve la fe, a pesar de dejarnos ahítos con un innecesario y sobreabundante discurso contra el discrimen, no obstante, proporciona una experiencia que nos trasciende y que recomendamos con vivo entusiasmo.

SINOPSIS:

Una sobreviviente del Holocausto que cuida niños  de trabajadoras sexuales, accede a refugiar a un resentido infante, con quien, a pesar de la forma en que inicia su vinculación, formará un lazo de impensable amistad.

Ficha Técnica

La vida ante sí (La vita davanti a sé,

Italia, 2020).

Director: Edoardo Ponti.

Guión: Edoardo Ponti, Ugo Chiti, Fabio Natale (basado en la novela de Romain Gary).

Fotografía: Angus Hudson.

Montaje: Jacopo Quadri.

Canción original (Io sí): Laura Pausini

Elenco: Sophia Loren, Ibrahima Gueye, Renato Carpentieri, Abril Zamora, Babak Karimi.

Duración: 94 minutos.

Disponible en: Netflix.

También podría gustarte