El pasado 18 de septiembre la fiscal general de Venezuela, Luisa Ortega Díaz calificó como «un hecho bochornoso» la supuesta detención del ex-director de la Faja Petrolífera del Orinoco, Pedro León en la isla de Margarita el 3 de septiembre, cuando en realidad -denunció- fue el mismo gobierno que mandó a buscar al funcionario en un avión privado a República Dominicana.

Ortega, exiliada en Colombia, reveló que León se encontraba en República Dominicana luego de ser acusado por el Ministerio Público de estar involucrado en una trama de corrupción con la entrega de contratos con sobreprecio a empresas ligadas al chavismo.

La fiscal dijo que León habría entregado 12 contratos a la empresa Constructora Conkor, cuyos dueños son los testaferros del actual fiscal designado por la Asamblea Nacional, Constituyente Tarek William Saab, publica el diario 24-7 Digital.

Ortega explicó que bajo su gestión se había ordenado la detención del ex-jefe de la Faja Petrolífera, Pedro León y de los directivos de Conkor por estar involucrados en un esquema de corrupción.

La empresa Conkor celebró 12 contratos con Pdvsa para operar en la Faja Petrolífera del Orinoco. «Dicha empresa es de los testaferros de Tarek William Saab», acotó la fiscal Ortega Díaz.

«¿Por qué el mismo gobierno mandó a buscar a una persona que tiene orden de captura porque se presume que firmó una serie de contratos con la empresa Conkor cuyos dueños son los testaferros de Tarek William Saab?», se preguntó Ortega Díaz-ç.

«Indudablemente para llegar a un acuerdo con él y (como son socios) probablemente sea una olla que pretenden montar en contra de no sé de quién», dijo.

Entiende que la supuesta “detención” en Nueva Esparta a Pedro León se produjo de manera muy sospechosa. Arribó a la Isla de Margarita el 3 de septiembre de 2017 en un jet privado siglas YV-3209, propiedad de la empresa Líder Airlines, proveniente de República Dominicana.

Mientras, la periodista Maibort Petit publica en su blog que «según información publicada en varios medios de comunicación, los contratistas acusados por Saab y otros asociados se habrían constituido como un auténtico cartel que escogió a la República Dominicana para legitimar los dineros obtenidos de los jugosos contratos suscritos con la administración pública y, principalmente, en la Faja Petrolífera del Orinoco».

Los apellidos Urbano Fermín habían salido a relucir en varios escándalos de corrupción y varios empezaron hacer referencia a ellos como el “Cartel de Las Villas de Lecherías”, en alusión al lujoso condominio ubicado en la capital del municipio Diego Bautista Urbaneja del Estado Anzoátegui.

Tal denominación la adquirió en 2005 el grupo integrado por los hermanos Carlos Arturo, Carlos Esteban y Carlos Eduardo Urbano Fermín, así como Carlos Enrique Hernández Zamora, Pedro García, alias “El Cuñao”, y Nelson Bustamante todos miembros del Grupo Urbano Fermín.

Todos estos sujetos habrían sido amparados por años por Pedro León, expresidente de la Faja Petrolífera del Orinoco, quien se constituyó en uno de los funcionarios públicos más corruptos de la empresa petrolera y uno de los principales proveedores de contratos fraudulentos.

León, quien estuvo prófugo de la justicia venezolana tras una orden de captura emitida por la entonces fiscal Ortega Díaz, se refugió en República Dominicana hasta que por razones hasta ahora desconocidas decidió entregarse a las autoridades. Supuestamente permanece arrestado en en Caracas a la espera del inicio del proceso criminal en su contra.

Author

Periodista, Locutor, RRPP, Productor radial. Ex Presidente Acroarte. Editor El Nacional. Miembro de la Academia Latina de la Grabación (Grammy Latino).