La animadora de televisión, bailarina y coreógrafa falleció este lunes a los 78 años de edad en Roma

Santo Domingo. Italia llora desde este lunes a Raffaela Carrá, la icónica artista que plantó cara al conservadurismo al asaltar la radio de su país con la canción Hay que venir al sur, que le colocó la etiqueta de símbolo de la libertad.

“Para hacer bien el amor hay que venir al sur, para hacer bien el amor iré donde estás tú. Sin amantes, quien se puede consolar. Sin amantes, esta vida es infernal”, decía la contagiosa canción que además de conquistar a la España conservadora surcó mares y se ganó el público hispanoparlante con su traducción en español.

Desde entonces La Carrá, como también se le conocía, comenzó a ser considerada un mito sexual que ganó simpatía no solo en el público masculino, sino también en el femenino que la admiraba por romper estereotipos de la época.

La Diva de la Televisión, como también era llamada en Italia, falleció a los 78 años a raíz de una enfermedad que mantuvo en secreto, informó conmocionado Sergio Japino, su compañero durante muchos años, sin ofrecer detalles de las honras fúnebres, aunque se dice que entre sus últimas voluntades Carrá pidió un simple ataúd de madera sin pulir y una urna para contener sus cenizas.

Además de Hay que venir al sur, la cantante, compositora, coreógrafa y actriz también escribió éxitos inolvidables como En el amor todo es empezar, Caliente, caliente, Fiesta y Adiós amigo.

Carrera televisiva

Los programas televisivos de Raffaela Carrá alcanzaron gran audiencia. Sus primeros espacios los realizó en la cadena italiana RAI, pero también su talento en la pantalla chica encontró nicho en Televisión Española (TVE) con el exitoso “¡Hola Raffaella!”.

Realizó especiales en Argentina, Chile, México y Perú. Su  espacio “El show de Raffaela Carrá” llegó a transmitirse en la televisión dominicana.

Author

Periodista, Locutor, RRPP, Productor radial. Vicepresidente Academia Dominicana de Periodistas de Arte y Espectáculos (Adopae). Ex Presidente Acroarte. Editor El Nacional. Miembro de la Academia Latina de la Grabación (Grammy Latino).